La pérdida de un empleo provoca angustia y frustración en las personas (Foto: Freepik)
La pérdida de un empleo provoca angustia y frustración en las personas (Foto: Freepik)

Perder un trabajo de forma repentina puede repercutir gravemente nuestra salud física y mental, pues al habernos acostumbrado a un ritmo de vida constante, éste al verse interrumpido, se experimentan cambios que no son nada agradables.

MIRA: ¿Qué son los gérmenes?

Incluso, para aquellos que consideraban un poco pesada su actividad laboral, el hecho de quedarse sin un sustento económico de un momento a otro, genera muchísima preocupación, pues ya no contarán con ese dinero cada quincena o fin de mes.

“A menudo, la gente piensa: ‘¿Cómo pueden sentirse tan tristes, tan deprimidos, tan afligidos por un trabajo?’, pero la verdad es que estamos perdiendo muchas piezas que no reconocemos y que sí son muy significativas?”, dijo la psicóloga Lisa Orbé-Austin al portal .

MIRA: ¿Cuáles son los beneficios de correr hacia atrás?

Asimismo, dio a conocer cómo esta pérdida de empleo afecta nuestro organismo, quizá no se dé cuenta, pero su cuerpo podría estar dándole varias señales, así que preste mucha atención.

Cuando perdemos un empleo, nos cuesta asimilarlo (Foto: Freepik)
Cuando perdemos un empleo, nos cuesta asimilarlo (Foto: Freepik)

AFECTA EL SUEÑO

Una señal muy clara se ve reflejado en el sueño. Los problemas para conseguir dormir o despertar antes de lo planeado son comunes. Si estos se presentan por más de dos días, debe preocuparse, precisó Kristin Bianchi, psicóloga del Centro para el Cambio de Ansiedad y Comportamiento.

Por su parte, Patricia Haynes, profesora asociada del Departamento de Ciencias de Promoción de la Salud de la Universidad de Arizona, quien realizó una investigación sobre el estrés laboral, descubrió que éste podía seguir a una persona, aún haya perdido su empleo.

DEPRESIÓN

La depresión se acentuará cuando deja de laborar durante un año o más. Según una encuesta de Gallup realizada a 356.000 estadunidenses, uno de cada cinco personas desempleadas por un periodo largo recibió tratamiento para esta enfermedad mental.

Bianchi señaló que las características distintivas de la depresión en profesionales que perdieron su trabajo son cuando pierden el interés en cosas de disfrutaban hacer y su estado de ánimo disminuye por dos semanas. “Puede parecer tristeza, sentirse deprimido. También puede manifestarse como enojo o irritabilidad”, preció al portal.

Perder un trabajo nos hace buscar desesperadamente uno que pueda reemplazarlo y si no lo conseguimos al instante, nos deprimimos (Foto: Freepik)
Perder un trabajo nos hace buscar desesperadamente uno que pueda reemplazarlo y si no lo conseguimos al instante, nos deprimimos (Foto: Freepik)

CAMBIOS DE PERSONALIDAD

La personalidad de quienes pierden un trabajo cambia, volviéndolos menos agradables mientras pasa más el periodo de desempleo, según un estudio de 2015 publicado en el Journal of Applied Psychology. Sin embargo, esto varía de acuerdo al sexo: las mujeres se volvieron menos agradables con cada año de desempleo, mientras que los hombres pudieron mantener su carácter agradable ese mismo periodo, pero pasado ese tiempo cambiaban bruscamente.

“En las primeras etapas de desempleo, puede haber incentivos para que las personas se comporten de manera agradable en un esfuerzo por asegurar otro trabajo o aplacar a quienes les rodean, pero en los años posteriores, cuando la situación se vuelve endémica, tales incentivos pueden debilitarse”, concluyeron los autores del estudio citado por Huffpost.

DOLOR EN DIVERSAS PARTES DEL CUERPO

Ante la pérdida de un empleo se genera mucho estrés que puede conllevar a migrañas. De acuerdo con la Asociación Estadounidense de Psicología, el dolor en la parte baja de la espalda y las extremidades superiores se ha relacionado con el estrés laboral.

Asimismo, el cerebro al estar conectado con el intestino provoca molestias estomacales como dolores o trastornos gastrointestinales.

Perder un trabajo inesperadamente leva a la desesperación y estrés a muchos (Foto: Freepik)
Perder un trabajo inesperadamente leva a la desesperación y estrés a muchos (Foto: Freepik)

CAMBIO EN EL APETITO

La Asociación Americana de Psicología precisó que el estrés por la pérdida de un trabajo hace que nuestro apetito cambie; es decir, puede aumentar o disminuir.

Esto no necesariamente está acompañado de la pérdida o aumento de peso, pero dependerá de cada organismo, precisó Bianchi.

MIRA: ¿Por qué se forman las legañas y para qué sirven?
La pérdida de un empleo provoca angustia y frustración en las personas (Foto: Freepik)
La pérdida de un empleo provoca angustia y frustración en las personas (Foto: Freepik)

¿CÓMO LIDIAR CON A ANSIEDAD Y EL ESTRÉS DURANTE LA CUARENTENA?

  • Tómese descansos y deje de mirar, leer o escuchar las noticias. Esto incluye redes sociales. Escuchar hablar de la pandemia reiteradamente puede afectarlo.
  • Cuide su cuerpo.
  • Haga respiraciones profundas, ejercicios de estiramiento o meditaciónícono de sitio externo.
  • Trate de comer alimentos saludables y comidas bien balanceadas.
  • Haga ejercicio regular, duerma bien.
  • Evite consumir alcohol y drogasícono de sitio externo.
  • Hágase un tiempo para relajarse. Trate de hacer otras actividades que disfrute.
  • Comuníquese con otras personas. Hable con las personas en quienes confía sobre sus preocupaciones y cómo se está sintiendo.
MIRA: Estos alimentos te ayudarán a controlar la ansiedad o el estrés

VIDEO RECOMENDADO

Teletrabajo: Síndrome del túnel carpiano, ¿qué es y cómo evitarlo?

TE PUEDE INTERESAR

MÁS VIDEOS

Teletrabajo: ¿Cómo un trabajador puede mejorar su efectividad?

Consejos de la OMS para cuidarse del estrés provocado por la pandemia de coronavirus

Consejos de la OMS para cuidarse del estrés provocado por la pandemia de coronavirus

TAGS RELACIONADOS