La regla de los 5 segundos asegura que la comida que se cae al suelo está a salvo de las bacterias durante los primeros cinco segundos (Foto: Pixabay)
La regla de los 5 segundos asegura que la comida que se cae al suelo está a salvo de las bacterias durante los primeros cinco segundos (Foto: Pixabay)

La famosa regla de los 5 segundos seguramente sea uno de los mitos que más hemos escuchado a lo largo de nuestra vida. Lo que dice es que si un se cae al suelo tenemos 5 segundos para recogerlo y continuar comiéndolo como si estuviste libre de suciedad.

MIRA: El truco para madurar de inmediato el aguacate que está verde

Lo que dice “la regla de los cinco segundos”, muy popular en algunos países, la comida que se cae al suelo (o a cualquier superficie) está a salvo de las bacterias durante los primeros cinco segundos. De manera que se podría comer en ese periodo de tiempo sin riesgo a . Pero, ¿es eso cierto?

Especialistas de la Universidad de Illinois hicieron un sondeo para averiguar cuántas personas conocían esta regla. Resultó ser el 70% de las mujeres y más de la mitad de los hombres, y muchos decían que la seguían.

A raíz de esta situación es que realizaron un estudio para determinar si realmente es cierto lo que se dice sobre los 5 segundos. Las bacterias se pueden pegar a tu comida incluso si la recoges súper-deprisa. Pero, ¿tu snack tendrá suficiente cantidad de bacterias como para ocasionarte algún mal? Tal vez, y por eso no deberías comer alimentos que hayan entrado en contacto con el suelo.

MIRA: ¿Cuánto dura la carne en el refrigerador y congelador?

¿ES VERDAD LA REGLA DE LOS 5 SEGUNDOS?

Esto es lo que necesitas saber sobre la regla de los 5 segundos:

  • Un suelo que parece limpio no tiene por qué estar limpio. Los suelos que parecen sucios suelen ser peores, pero hasta los suelos que se ven limpios pueden contener bacterias. ¿Por qué? Algunos gérmenes pueden sobrevivir en el suelo durante un largo período de tiempo. Y, a no ser que dispongas de un potente microscopio, no podrás comprobar cuántos gérmenes contiene. Por lo tanto, lo más probable es que haya bacterias viviendo en el suelo de tu casa o del lugar donde te encuentres.
  • Cuanto más rápido, mejor. Un trozo de comida se llenará de una mayor cantidad de bacterias cuanto más tiempo esté en el suelo. Por lo tanto, lo más probable es que los alimentos que estén 5 segundos o menos en contacto con el suelo contengan menos bacterias que los que superen los cinco segundos.
  • Rápido puede no ser lo bastante rápido. Las bacterias se pueden pegar a tu comida en cuanto esta última entre en contacto con el suelo. Esto significa que los alimentos que entran en contacto con el suelo durante solo un instante se pueden contaminar de bacterias en muchas situaciones. Y a los alimentos con superficies húmedas, como un trozo de manzana, se les pagan las bacterias con mayor facilidad.
  • Cuando dudes, tíralo a la basura. Algunas bacterias no son nocivas. Pero hay otras que te pueden dar malos ratos, como las que provocan diarrea. No puedes ver las bacterias y, aunque las pudieras ver, seguiría sin costarles nada provocarte una enfermedad. Por lo tanto, ¿qué vas a hacer con ese delicioso trozo de lo que se te acaba de caer de las manos? Lo más seguro es tirarlo a la basura.
MIRA: ¿Cuáles son los beneficios de la aceituna verde y negra?

¿QUÉ DICE EL ESTUDIO DE LA UNIVERSIDAD DE INDIANA?

Aaron Carroll, profesor de pediatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana y coautor de un libro sobre mitos en la medicina, refutó todos los estudios anteriores. El especialista brindó una razón tan clara como evidente: “Aunque sé que las bacterias pueden acumularse en menos de cinco segundos, todavía estoy dispuesto a comer alimentos que cayeron en el piso de mi cocina. ¿Por qué? Debido a que el piso de mi cocina no está realmente sucio.

De acuerdo a su mirada, la mayor preocupación -en términos de contaminación- no debería pasar por la cantidad de bacterias que habitan en el piso de la cocina ya que en otros sitios del hogar se produce una acumulación superior. Ya en 1998, el profesor de microbiología Charles Gerba había comandado numerosos estudios que reflejaban esta problemática.

Como parte de la investigación, midieron varios sitios de la casa antes de la limpieza. La conclusión fue que, por ejemplo, la manija de la heladera era el doble de susceptible de albergar bacterias que el piso de la cocina. “Pasamos tanto tiempo en preocuparnos por la comida que se recoge del suelo y descuidamos por completo no tocar la heladera y, de ese modo, trasladar las bacterias al alimento”, opinó Carroll.

A su vez, el profesor de pediatría remarcó que la mayoría de los sistemas inmunológicos son bastante resistentes y, que sin darse cuenta, cualquier persona estuvo en contacto durante un tiempo prolongado con elementos contaminantes sin sufrir por eso problemas de salud. “Si se me cae la comida al suelo, todavía me lo como. Lo hago porque el daño que podría llegar desde el suelo no vale la pena mi preocupación en comparación con muchas, muchas otras cosas”, concluyó.

10 alimentos que debes consumir para limpiar tu hígado

¿QUÉ ALIMENTOS NO DEBES COMER DE NOCHE?

1. Carbohidrato

Están llenos de calorías. Por eso, son esenciales en el desayuno, pues nos proporcionan energía para el día, pero en la noche solo se acumularán en nuestro abdomen, caderas y muslos. Especialmente los carbohidratos vacíos, es decir, que solo aportan calorías como galletas, panes y pastas.

2. Grasas

Son alimentos que producen muchas calorías y hacen la digestión más lenta. Tampoco se recomiendan los embutidos como salchichas, porque aumentan la grasa corporal.

3. Alimentos que producen gases

Aunque a veces pensamos que las verduras nos ayudarán a tener una cena liviana y a mantener nuestro peso, lo cierto es que muchos producen gases: habichuela, brocoli, coliflor, cebolla, pimentón, lechugas, acelgas o legumbres.

4. Frutas

Es también un error creer que una cena con frutas es saludable y nos provee pocas calorías. Lo cierto es que si dejamos las tres porciones diarias para esta hora del día, estaremos prescindiendo de otros alimentos que son necesarios; además, estas tienen alto contenido de fructuosa que significa, azúcar.

5. Lácteos

Debido a quienes sufren alergia a la lactosa o esta les cae mal, tomar leche en las noches puede inflamar. La especialista señala que “puede producir exceso de ácido en el estómago, debido al caseinato de calcio e inducir a reflujo estomacal. Este componente también está presente en salsas de la comida oriental que pueden producir migrañas”.

VIDEO RECOMENDADO

¿Qué alimentos debo comprar para la cuarentena? 4 consejos para una compra inteligente

TE PUEDE INTERESAR:

MÁS VIDEOS RECOMENDADOS

¿Es bueno o malo comer fruta como postre?

¿Es bueno o malo comer fruta como postre?