Este café se prepara en olla de barro y se debe ofrecer en tazas o jarros de este mismo material. (Foto: captura YouTube / 
Cocina al Natural)
Este café se prepara en olla de barro y se debe ofrecer en tazas o jarros de este mismo material. (Foto: captura YouTube / Cocina al Natural)

Si hablamos de tradición mexicana, no hay nada mejor que el de olla, una manera distinta de disfrutar esta bebida caliente y que se originó en Veracruz. Su aroma acompaña los desayunos y tardes familiares.

MIRA: ¿Cómo preparar una buena taza de café?

Su sabor se debe al proceso de cocción de los granos con la canela y el piloncillo (panela), todo dentro de una olla de barro, ya que sin esta el sabor cambia. Además, siempre se debe ofrecer en tazas o jarros de este material.

MIRA: Por qué NO se aconseja guardar la leche en la puerta de la refrigeradora

Actualmente en los principales productores de este grano están en Chiapas, Veracruz y Oaxaca, pero en todo el territorio se disfruta del sabor de una de las bebidas más populares del mundo, pero con un distintivo especial.

La historia también dice que fue durante la Revolución Mexicana que surgió el , gracias a las adelitas o soldaderas que agregaron piloncillo y canela a la preparación básica del café y lo preparaban cada noche para darle energía a todos los guerreros que estaban en la lucha.

Aunque la solo lleva piloncillo y canela, en algunas regiones del país también se le agregan otras especias como clavo y cáscaras de naranja o de limón. Para que disfrutes de esta preparación que no solo se consume en invierno, sino durante todo el año, te compartimos el paso a paso.

Ingredientes:

  • 6 tazas de agua
  • 6 cucharadas de café molido
  • 2 rajas de canela
  • 2 clavos de olor
  • 1 piloncillo pequeño (200 gramos)

Preparación:

  1. Colocar el agua en la olla de barro y poner a calentar.
  2. Agregar el piloncillo, la canela y el clavo, mover con una cuchara para ayudar a que se disuelva.
  3. Dejar hervir por cinco minutos, agregar el café, bajar la lumbre y mover. Tapar y seguir hirviendo por otros cinco minutos.
  4. Apagar la lumbre, dejar “asentarse” el café y servir.

¿Es malo tomar café con el estómago vacío?

De acuerdo con estudios de la , el consumo de café con el estómago vacío promueve el reflujo gastroesofágico, pero no está asociado con la dispepsia o indigestión. Por el contrario, esta bebida estimula la contracción de la vesícula biliar y la actividad motora del colon.

Y aunque aumenta la producción de ácido estomacal, no causa problemas digestivos, a menos que alguien presente sensibilidad a su consumo o padezca de problemas de acidez.

En la misma línea, de no beberla con el estómago vacío, hay quienes señalan que no debería tomarse porque aumenta la secreción de cortisol, justo cuando al iniciar el día los niveles de esta hormona esteroidea son altos.

Al respecto, se menciona que si bien los efectos son altos, estos son temporales y las consecuencias son menores en quienes lo toman con regularidad. Incluso se asegura que el café puede tener algunas propiedades antiestrés y tomarlo regularmente reduce la ansiedad y mejora el estado de ánimo.

VIDEO RECOMENDADO

¿Por qué es bueno tomar una taza de café al día?

Conoce los beneficios para la salud del consumo de café

TE PUEDE INTERESAR


MÁS VIDEOS

4 consejos para una compra inteligente

¿Qué alimentos debo comprar para la cuarentena? 4 consejos para una compra inteligente