• No todas las salsas son iguales. Sigue estos consejos para conservarlas de forma adecuada. (epicantus|Pixabay)
    1/3

    No todas las salsas son iguales. Sigue estos consejos para conservarlas de forma adecuada. (epicantus|Pixabay)

  • La mostaza es muy resistente y puede tenerse hasta dos años sin abrir. (Engin_Akyurt|Pixabay)
    2/3

    La mostaza es muy resistente y puede tenerse hasta dos años sin abrir. (Engin_Akyurt|Pixabay)

  • El guacamole siempre en la nevera, su vida no se prolonga más allá de una o dos semanas sin abrir y como mucho dos días tras empezar a usarla. (Kasumi Loffler|Pexels)
    3/3

    El guacamole siempre en la nevera, su vida no se prolonga más allá de una o dos semanas sin abrir y como mucho dos días tras empezar a usarla. (Kasumi Loffler|Pexels)

Como suele ocurrir, la lógica es la que decide cuando se intenta saber si es conveniente guardar las en la o fuera de ella. Las que tienen una alta concentración de sal, están fermentadas, son muy avinagradas pueden conservarse fuera de ella. Aunque según los expertos, hay que tener cuidado si se opta por las más con menos contenido de sal.

MIRA: Por qué NO hay que guardar la leche en la puerta de la refrigeradora

Las salsas que tienen ingredientes como , lácteos, y , están mejor en el frío y tienen una caducidad más corta. Pero hay que tener en cuenta que, por muy bien conservadas que estén, las salsas no son eternas y conviene de vez en cuando revisar su estado, sea en la nevera o en la despensa.

MIRA: El truco para que las papas fritas te queden perfectas

Por lo general, casi ninguna de las salsas que se compran envasadas en el supermercado, requiere refrigerarse antes de abrirse. Pero ante la duda sólo hay que fijarse en qué lugar estaban en la tienda y hacer lo mismo. También es recomendable comprobar si la etiqueta aconseja algo sobre la conservación.

SALSAS HECHAS A BASE DE LECHE Y CASERAS

Cuando se trata de salsas hechos a base de ingredientes perecederos, como las frutas, huevos o leche, no sólo hay que conservarlas en la nevera una vez abiertas, también hay que tener muy en cuenta su vencimiento, que suele ser más corto.

Si una mayonesa o una tártara son caseras, hay que desechar directamente lo que haya sobrado, igual que ocurre con las salsas elaboradas con lácteos. Algo que nunca debe hacerse es untar directamente en el bote, ni meter los cubiertos que se están utilizando, porque podrían contaminar las salsas.

A continuación unos tips sobre la conservación de algunas de las salsas más comunes:

  • Salsa BBQ (barbecue o barbacoa): sin abrir, un año en la despensa de la cocina. Luego, un mes más o menos sin refrigerar y hasta 4 en nevera.
  • Salsa : siempre en el refrigerador, su vida no se prolonga más allá de una o dos semanas sin abrir y como mucho dos días tras empezar a usarla.
  • Ketchup: puede mantenerse en la despensa más de un año sin abrir. Una vez abierta, no es preciso dejarlo en la nevera si se usa con frecuencia, pero no debe conservarse más de un mes. Si sólo se toma de vez en cuando, mejor refrigerado y no mantener más de medio año.
  • Mayonesa: fijarse en la fecha de caducidad, aunque sin abrir puede estar entre 3 y 6 meses. Como está hecha con huevos, es obligado guardarla en frío, pero no pasar nunca de los 2 meses, aunque hay quien aconseja no tenerla más que cuatro o cinco semanas. Fuera de la nevera, no resiste más de un par de horas una vez abierto el bote. La misma regla sirve para la salsa tártara.
  • Mostaza: es muy resistente y puede tenerse hasta dos años sin abrir. Una vez abierto el bote, en la alacena de la cocina resiste unos dos meses y hasta un año en la nevera. Aunque no todas las mostazas son iguales.
  • Pesto: si se tiene la precaución de guardarlo en la nevera nada más llegar a casa, se mantiene hasta seis meses después, pero sólo conviene usarlo hasta tres días después de abierto.
  • Tabasco: estar mejor en la nevera cuando se abre en y lo mejor es utilizarla en los 6 meses siguientes. Aunque no se pongan malas, cambiar de color y no parecen tan apetitosas.
  • Soja: no pasa nada si se deja incluso tres años en la despensa sin abrir. Abierta, aguanta fuera del frigorífico porque, demás de tener mucha sal, está fermentada y no se estropea.

MAYONESA CASERA

La mayonesa es mucho más rica si se hace en casa con buenos ingredientes. (Foto: Pixabay)
La mayonesa es mucho más rica si se hace en casa con buenos ingredientes. (Foto: Pixabay)

Ingredientes

  • 1 huevo
  • 200 ml de aceite
  • 2 cucharadas de zumo de lima, limón o vinagre
  • Sal al gusto

Preparación

  1. El la licuadora poner un huevo crudo, una pizca de sal, el zumo de limón o el vinagre y la mitad o las dos terceras partes del aceite.
  2. Batir a velocidad media hasta que veamos que se han integrado completamente todos los ingredientes y la mezcla empieza a blanquear.
  3. En ese momento subir a la velocidad máxima e ir añadiendo el aceite restante poco a poco hasta que tenga la textura que buscamos.
  4. Lo óptimo en el caso de la mayonesa casera es consumirla en el momento, pero si sobra también se puede conservar en la refrigeradora o nevera.

RECETA DE GUACAMOLE

Prepara la receta original de guacamole en simples pasos (Foto: Freepik)
Prepara la receta original de guacamole en simples pasos (Foto: Freepik)

Ingredientes

  • 6 aguacates medianos
  • 2 tomates pequeños
  • 1 cebolla morada mediana
  • 1 limón
  • 1 cucharada de cilantro picado (culantro)
  • 1 chile serrano (si te gusta el picante)
  • Sal al gusto

Preparación

  1. Pela la cebolla y corta en cubos pequeños. Haz lo mismo con los tomates.
  2. Corta los aguacates por la mitad hasta la semilla y gira cada parte. Con una cuchara retira todo el contenido de esta fruta y colócalo en un recipiente.
  3. Luego, con un tenedor, comienza a aplastar hasta conseguir una pasta más o menos con irregular.
  4. Exprime el limón directamente sobre la mezcla y aplasta nuevamente.
  5. Añade la cucharada de cilantro picado.
  6. Agrega el tomate, la cebolla picada y una pizca de sal.
  7. Pica el chile serrano muy fino. Este paso es opcional, solo si te gusta el picante, aunque la receta original de guacamole tiene este ingrediente.
  8. Por último, lo añades a la mezcla y remueves todo muy bien. ¡Listo!

RECETA DE PICO DE GALLO

Pico de gallo salado: una de las salsas más tradicionales de México (Foto: Freepik)
Pico de gallo salado: una de las salsas más tradicionales de México (Foto: Freepik)

Ingredientes

  • 1 tomate grande cortado en cuadraditos pequeños
  • 2 chiles serranos cortados en cuadraditos pequeños
  • 1/3 cebolla mediana cortada en cuadraditos pequeños
  • 1/3 taza de cilantro picado finamente
  • 1 limón
  • Sal al gusto

Preparación

  1. Coloca el tomate, los chiles y la cebolla picada en un recipiente. Remueve bien.
  2. Luego, exprime el limón encima de la preparación.
  3. Añade el cilantro picado y remueve otra vez con mucho cuidado para los ingredientes mantengan su textura.
  4. Sazona con un poco de sal y cubre el recipiente con un plástico.
  5. Por último, lleva a la refrigeradora y deja la salsa ahí por lo menos 20 minutos antes de servir. ¡Listo! Ya tienes una deliciosa . Si te sobró un poco, no te preocupes, se mantiene muy bien en el frío hasta por tres días. Cabe mencionar que la textura de los ingredientes no será lo mismo, pero sí conservan su sabor. Haz esta en casa y dale un sabor especial a tus comidas.

VIDEO RECOMENDADO

El truco para que no se pegue a la olla

Arroz blanco, el truco infalible para que no se pegue a la olla| Video

TE PUEDE INTERESAR

MÁS VIDEOS

El truco para que los huevos estrellados salgan perfectos

¿Cómo hacer unos huevos estrellados perfectos y sin aceite?: conoce el truco de la preparación

El truco para que las papas fritas te salgan crujientes

Papas fritas crujientes, ¿cuál es el truco para que queden perfectas?

El truco para no llorar cuando cortas cebolla

El truco para no llorar cuando cortas cebolla