Bizcocho. (Francisco Becerro | Flickr)
Bizcocho. (Francisco Becerro | Flickr)

¿Hay alguien que no haya intentado hacer en estos días de ? Más de uno sacó a relucir sus habilidades pasteleras. Pero, cuando nos ponemos con las manos en la masa nos damos cuenta que hasta el sencillo bizcocho, que tan solo necesita de unos cuantos , tiene sus . A continuación los 5 errores que cometemos al prepararlo.

MIRA: ¿Cuál es la diferencia entre harina preparada y sin preparar?

5. No calcular bien los ingredientes

Hay muchas formas de hacer bizcochos, pero el más básico tiene una receta muy fácil de recordar. El llamado cuatro cuartos. Es decir, para conseguir una pieza de 1 kilo, usaremos 250 gramos de azúcar, y la misma cantidad de , de (4) y de . No hay pierde. Y como siempre, ingredientes que sean de buena calidad y que estén atemperados nos garantizará un buen resultado.

MIRA: Cómo preparar pay de queso

4. No saber qué tipo de harina usamos

La harina más usual, la de trigo de media fuerza, es excelente para realizar un bizcocho. Pero si somos intolerantes y no la digerimos bien podemos echar mano de otras como la integral. La harina, que siempre hay que (cernir) antes de utilizar, la trabajaremos a fondo con la batidora a velocidad baja o a mano para que aparezca el gluten y el bizcocho nos crezca bien dentro del horno.

Mira también:

3. ¿Cuándo colocar la vainilla o ralladura de limón?

Ambos completarán nuestro bizcocho dándole el sabor. Si optamos por la vainilla la incorporaremos cuando se agrega el primer huevo a la mezcla porque así impregna más con su sabor. Si preferimos la ralladura de limón hemos de tener en cuenta no usar la parte blanca de la fruta porque es amargante, y, además lavarlo. La incorporaremos cuando pongamos los huevos o incluso la mantequilla.

Bizcocho de naranja. (Liliana Fuchs | Flickr)
Bizcocho de naranja. (Liliana Fuchs | Flickr)

2. No usar el molde adecuado

Nos puede parecer que no importa, pero la elección del molde puede hacer que nuestro bizcocho no salga perfecto. Debemos colocar un papel de horno antes de introducir la masa o pulverizar con un spray anti grasa.

1. Abrir mucho el horno

Ojo con abrir muchas veces el horno para comprobar cómo nos está quedando nuestro bizcocho. Si lo hacemos frecuentemente vamos a ir cortando el trabajo que está haciendo el calor del horno cociendo todo el batido y el bizcocho se nos puede apelmazar o incluso quedarnos crudo por dentro.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE CERNIR LA HARINA?

Cernir o tamizar la harina es muy importante para tu receta. (jacqueline | Flickr)
Cernir o tamizar la harina es muy importante para tu receta. (jacqueline | Flickr)

En principio, la principal función de cernir o tamizar los ingredientes secos es evitar que queden grumos en la masa. Generalmente, las harinas se guardan en zonas con algo de humedad, y estas comienzan a formar pequeñas bolitas que luego son difíciles de deshacer si ya se encuentran junto a los demás ingredientes de la receta. Por eso, al cernir este alimento, se evita que pasen estas formas indeseadas.

De la misma forma, cernir la harina ayuda a separar bien cada partícula e incorporar aire, esto ayuda a que la mezcla sea más ligera, quede mucho más esponjosa y crezca. De hecho, es importante revisar la cantidad de la harina antes de hacer la masa. Si la receta indica que se necesitan tres tazas de harina tamizada, no pueden pesarse las tres medidas y luego tamizarla, pues el volumen no será el mismo.

Asimismo, cuando la harina es de dudosa procedencia o lleva demasiado tiempo almacenada, es probable que tenga algún bichito. Allí es mucho más importante el tamizado, pues evita que estos agentes desagradables formen parte de la preparación. Finalmente, si la misma se tamiza junto con los otros ingredientes secos, se ayuda a que todos se integren mucho mejor y el resultado será óptimo.

CREMA PASTELERA EN MICROONDAS

Fresas con crema pastelera. (SplitShire | Pexels)
Fresas con crema pastelera. (SplitShire | Pexels)

Ingredientes

  • Medio litro de leche entera
  • 40 gramos de Maicena
  • 90 gramos de azúcar
  • 2 yemas de
  • 15 gramos de esencia de vainilla

Ingredientes

  1. Vierte en el vaso de la batidora, las yemas, la leche, el azúcar, la Maicena y la esencia de vainilla.
  2. Bate con la batidora hasta que no queden grumos.
  3. Cuela la mezcla en un recipiente apto para el microondas.
  4. Pon en el recipiente en el microondas durante tres minutos a 800 w de potencia.
  5. Saca del microondas, remueve con una cuchara de madera y vuelve a programar otros dos minutos.
  6. Retira del microondas, remueve de nuevo y sirve.
  7. Si la vas a servir fría, cubre con papel film y cuando esté templada, reserva en el refrigerador.

VIDEO RECOMENDADO

El truco para hacer papas fritas crujientes

Papas fritas crujientes, ¿cuál es el truco para que queden perfectas?

TE PUEDE INTERESAR

MÁS VIDEOS

El truco para que el arroz no se te pegue a la olla

Arroz blanco, el truco infalible para que no se pegue a la olla| Video

El truco para que los huevos estrellados te queden perfectos

¿Cómo hacer unos huevos estrellados perfectos y sin aceite?: conoce el truco de la preparación