Uno de los dolores más comunes en las personas adultas es el de espalda. (Foto: Pexels)
Uno de los dolores más comunes en las personas adultas es el de espalda. (Foto: Pexels)

El dolor de espalda se puede manifestar de distintas maneras, y cada vez es más frecuente debido a la implementación del teletrabajo en pandemia. Las causas tienen una parte mecánica. Es decir, su aparición tiene mucho que ver con cómo nos movemos, cómo descansamos y cómo tratamos nuestro cuerpo. Para ello sigue estos pasos.

MÁS INFORMACIÓN: Remedios caseros para deshacerte de los ojos hinchados

Ejercicios para el dolor de espalda:

  1. Rodillas al pecho. Para realizar este ejercicio nos tumbamos en el suelo boca arriba, con la espalda recta. Doblamos las rodillas y las llevamos hasta nuestro pecho, rodeándolas con los brazos y presionando suavemente. Mantenemos la posición unos 20 segundos y la repetimos varias veces.
  2. Giro de cadera. Volvemos a tumbarnos boca arriba, con la espalda en la colchoneta o mat y con las rodillas en posición de pirámide. En este ejercicio vamos a mantener la espalda totalmente quieta y moveremos las caderas y las rodillas. Con éstas totalmente pegadas, las llevamos lentamente hacia un lateral, hasta tocar el suelo, aguantando en esa posición unos 10 o 15 segundos. Después hacemos lo mismo hacia el otro lado. Repetimos la postura tres veces en cada lateral.
  3. Elevación de glúteos. Volvemos a tumbarnos boca arriba en la colchoneta o mat, con la espalda y los brazos rectos y con las rodillas flexionadas en posición piramidal. Levantamos los glúteos suavemente, manteniendo en el suelo los brazos y la parte superior de la espalda. Aguantamos la posición varios segundos y repetimos el ejercicio 8 o 10 veces.
  4. Hombros hacia atrás. Este ejercicio es uno de los más sencillos de realizar. Nos sentamos en un taburete y permanecemos con la espalda recta. Simplemente debemos deslizar los hombros hacia atrás, juntándolos en la medida de lo posible, y manteniendo la posición varios segundos. Podemos repetir el ejercicio unas 6 u 8 veces.
  5. Pierna cruzada. Nos sentamos en el suelo, con una pierna estirada. Cruzamos la otra por encima, con la rodilla flexionada y apoyando el pie en el suelo. El brazo de la rodilla cruzada lo utilizamos para apoyarnos en el suelo, mientras que con el codo opuesto aguantamos y presionamos la rodilla cruzada. Aguantamos unos 10 segundos y luego realizamos el ejercicio con la otra pierna, haciéndolo tres veces con cada una.