Las encías inflamadas son el principal síntoma de un problema gingival. (Foto: Pexels)
Las encías inflamadas son el principal síntoma de un problema gingival. (Foto: Pexels)

Hoy te contaremos cuáles son los mejores para reducir el problema de las encías inflamadas. Es una enfermedad que puede llegar a ser mucho más grave si no se atiende a tiempo, hasta el punto de producir una periodontitis, lo que podría suponer la pérdida de algunos dientes. Por eso es muy importante conservar una higiene dental adecuada para que las encías se mantengan sanas, y evitar que se pongan rojas.

MÁS INFORMACIÓN: 5 remedios caseros para quitar la resequedad de los labios

Posibles causas de las encías inflamadas

  • La acumulación de placa (gingivitis) es una de las causas principales de las encías inflamadas. La placa bacteriana se puede formar en los dientes y alrededor de ellos, por lo que hay que eliminarla con una buena higiene. De no hacerlo, las encías se enrojecerán y se inflamarán.
  • Un cepillado con demasiada fuerza puede provocar abrasión en las encías y que estas se inflamen. El tejido gingival es muy delicado, por lo que se requiere un movimiento suave y circular a la hora de cepillarnos los dientes.

Por qué sangran las encías

Si las encías sangran es que no están sanas. Por ello, dos pueden ser los problemas principales:

  • Gingivitis: enfermedad que provoca la inflamación, enrojecimiento y el sangrado de las encías de forma leve y reversible. La gingivitis que causa el sangrado de las encías es una enfermedad que aparece sobre todo por una mala higiene bucodental. La inflamación que produce el sangrado es consecuencia de la presencia de bacterias adheridas a la superficie de los dientes.
  • Periodontitis: una afección más grave ya que, además de afectar a la encía, se produce una destrucción del hueso alveolar y del ligamento periodontal, ambos tejidos de soporte del diente.

Cómo bajar la inflamación de las encías

  1. Cuidar la boca a diario es el camino ideal para que las encías no se inflamen. Por tanto, hay que cepillarse los dientes después de cada comida (mínimo 3 veces al día) durante dos minutos. Lo ideal es utilizar una pasta con flúor para evitar la caries y la sensibilidad dental.
  2. El mejor tratamiento para eliminar las encías inflamadas es una limpieza dental realizada por el dentista. No obstante, existen una serie de remedios caseros que pueden ayudar frente a las inflamaciones leves de las encías.
  3. También se pueden hacer enjuagues bucales con agua oxigenada. Solo hay que agregar un par de cucharadas de agua oxigenada en media taza de agua tibia. Este enjuague es más eficaz si se hace apenas después del cepillado, por lo que se puede realizar tres veces al día.