En la foto se puede apreciar unos pies sin ampollas. | Imagen referencial: Unsplash
En la foto se puede apreciar unos pies sin ampollas. | Imagen referencial: Unsplash

Aunque no parezca, las ampollas por más pequeñas que sean pueden resultar muy incómodas y molestosas porque nos causan algún tipo de dolor. Si bien existen un sinfín de productos en los supermercados para , aquí en MAG te traemos algunos que tienen la misma eficacia y son ingredientes que están al alcance de uno.

MIRA TAMBIÉN | El sencillo truco para eliminar las moscas de tu casa usando monedas

Como se sabe, las ampollas son una especie de bolsa acuosa que, por lo general, aparecen en las manos y en los pies a raíz de la fricción de la piel con otro material, así lo precisa el portal .

Una de las causas más comunes por las que salen las ampollas es por la fricción contra los zapatos. Aunque también puede aflorar por los ejercicios que haces en el gimnasio al agarrar los discos o barras.

Sin más preámbulo, aquí te dejamos algunos remedios caseros para tratar las ampolla, específicamente, en los pies.

Cómo tratar las ampollas de los pies

  • Aloe vera: Se sabe que el aloe vera es un antiinflamatorio natural, que ayuda a aliviar el enrojecimiento y la hinchazón.
  • Vinagre de sidra de manzana: De acuerdo al portal , el vinagre de sidra de manzana tiene propiedades antibacterianas. ¿Qué significa esto? Ayuda a prevenir una infección una vez que reviente la ampolla. Es muy recomendable su uso.
  • Aceite de árbol de té: Al igual que el vinagre de sidra de manzana, también tiene propiedades antibacterianas. En algunas personas, esto podría causar algún tipo de irritación por sus componentes.
  • Desodorante para axilas: Aunque usted no lo crea, el desodorante para axilas es muy efectivo para prevenir la aparición de ampollas. Es recomendado echarlo sobre las sandalias y zapatos.
  • Vaselina: Según La Información, la aplicación de vaselina ayudará a que la bolsa que se ha formado se cure más rápido y no cause ningún tipo de dolor.
  • Agua con sal. El más común de todos es el agua con sal. Para este remedio, deberás sumergir tus pies en un balde con agua caliente y abundante sal.

El contenido proporcionado no pretende sustituir la consulta médica con un profesional. Si no está seguro de su condición médica o la de un miembro de su familia, consulte a un médico. De igual manera si presenta alguna reacción alérgica.


Síguenos en nuestras redes sociales: