Salsa César. (ciao-chow|Flickr)
Salsa César. (ciao-chow|Flickr)

Hay , aliños o vinagretas que se han hecho de un nombre propio, y ese es el caso de esta . Es sin duda la protagonista principal de la ya mundialmente conocida ensalada César, la cual pasa de ser una simple ensalada con lechuga, pollo y pan crujiente a una súper ensalada con este aderezo tan particular.

La mayoría tiene estos condimentos dentro de su refrigeradora o en su casa. Por lo que te será muy fácil prepararlo. A continuación la de esta exquisita salsa.

MIRA: Cómo hacer churros caseros

INGREDIENTES DE LA SALSA CÉSAR

  • 100 ml de entera
  • 200 ml de aceite de girasol
  • 20 gramos de queso parmesano
  • 3 anchoas en aceite
  • 1/2 diente de ajo
  • 1/3 de una cucharadita de pimienta negra
  • 1/4 de una cucharadita de sal fina
  • 1 chorrito de limón
  • 1 puñado de hojas de perejil fresco
MIRA: El truco para que las papas fritas te queden perfectas

PREPARACIÓN DE LA SALSA CÉSAR

  1. Pon en el vaso de la licuadora 100 ml de leche entera. Inclina un poco el vaso y añade 200 ml de aceite de girasol. Licua a máxima velocidad. Deja reposar un par de minutos mientras se emulsiona la salsa. Cuando notes que empieza a montar en el fondo podrás licuar de a pocos para que emulsione toda la salsa.
  2. Cuando esté bien montada saca la licuadora y añade 20 gramos de queso parmesano troceado, tres anchoas en aceite, 1/3 de una cucharadita de pimienta negra molida y 1/4 de una cucharadita de sal fina.
  3. Para darle un toque de sabor añade también medio diente de ajo, un chorrito de limón exprimido y un puñado de perejil fresco bien lavado.
  4. Vuelve a licuar hasta que esté todo integrado. Para aligerar la salsa añade un chorrito de leche y licua hasta que esté a tu gusto.
  5. Verás que la salsa se pondrá blanca y la podrás echar a tu ensalada de manera rápida para que tenga ese gusto especial de recién preparada.

FICHA DE SALSA CÉSAR

Dificultad: fácil.

Tiempo: 15 minutos.

Porciones: 250 ml de salsa.

Calorías: 475 kcal.

VIDEO RECOMENDADO

El truco para que no se pegue a la olla

  • Lava el arroz.
  • Sofríelo en una olla con aceite y mézclalo para que no se queme.
  • Pon a hervir el agua con un poco de aceite y vinagre. En cambio del vinagre, puedes añadir unas gotas de zumo de limón.
  • Añade el arroz cuando el agua esté hirviendo.
  • Escurre y comprueba el resultado.
Arroz blanco, el truco infalible para que no se pegue a la olla| Video

TE PUEDE INTERESAR

MÁS VIDEOS

El truco para que los huevos estrellados salgan perfectos

¿Cómo hacer unos huevos estrellados perfectos y sin aceite?: conoce el truco de la preparación

El truco para que las papas fritas te salgan crujientes

Papas fritas crujientes, ¿cuál es el truco para que queden perfectas?

El truco para no llorar cuando cortas cebolla

El truco para no llorar cuando cortas cebolla