La imagen de la Virgen de la Nube acompaña el lienzo del Señor de los Milagros desde octubre de 1747 | Foto: GEC
La imagen de la Virgen de la Nube acompaña el lienzo del Señor de los Milagros desde octubre de 1747 | Foto: GEC

En octubre, el ‘mes morado’, los peruanos que profesan la fe católica se congregan en las principales calles de Lima para acompañar la procesión del , sagrada imagen que representa a Jesucristo crucificado cuyas andas recorren el centro y algunos distritos de la capital peruana, en medio de oraciones, plegarias, cantos de alabanza y un sinnúmero de promesas por parte de sus devotos.

No obstante, el que también es venerado como el Cristo Moreno o Señor de los Temblores no realiza sus recorridos en solitario. Los hace, en realidad, bien acompañado, no solo por sus cargadores, sahumadoras y fieles, sino por una figura que con el paso de los años ha ido adquiriendo mayor protagonismo en cada jornada procesional.



Se trata de la Virgen de la Nube, advocación mariana de origen ecuatoriano, cuya imagen es colocada al reverso del anda del . Según el relato histórico del cronista José Eusebio de Llano Zapata, el lienzo de la Virgen salió en procesión por primera vez junto al Cristo Moreno el 20 de octubre de 1747.

La imagen de la Virgen de la Nube sale en procesión junto al Señor de los Milagros desde octubre de 1747 | Foto: GEC
La imagen de la Virgen de la Nube sale en procesión junto al Señor de los Milagros desde octubre de 1747 | Foto: GEC

La sagrada advocación, que data de 1696, presenta a la Virgen María como una reina, con doce estrellas doradas rodeando su cabeza y con el niño Jesús sostenido en su brazo izquierdo. En su mano derecha sujeta un cetro; la azucena simboliza su coraza y el olivo, su fruto, que la vincula con Israel. La Virgen se muestra de pie sobre la Luna y las nubes, que le sirven de pedestal. De acuerdo a la interpretación de la Iglesia, la imagen representa el triunfo de María sobre el Islam.

Cuenta la historia que en el año 1696, el entonces obispo de Quito, don Sancho de Andrade y Figueroa, se encontraba gravemente enfermo, por lo que los habitantes del pueblo de Guápulo, que le tenían mucha fe a la Virgen María, decidieron realizar una novena por su recuperación. Durante una procesión del Rosario, celebrada el 30 de diciembre, al menos 500 personas observaron en el cielo quiteño una imagen de la Virgen María formada por las nubes.

El obispo, de forma milagrosa, se curó. Desde esa fecha, es la Virgen de la Nube una de las advocaciones marianas más queridas y veneradas por todo el pueblo de Ecuador, siendo el 1 de enero el día central de la festividad en su honor.

Histórica foto registrada en la década de 1980 que muestra la antigua efigie de la Virgen de la Nube | Foto: Archivo Histórico El Comercio
Histórica foto registrada en la década de 1980 que muestra la antigua efigie de la Virgen de la Nube | Foto: Archivo Histórico El Comercio

El lienzo de la Virgen de la Nube se incluyó en las sagradas andas como un homenaje a sor Antonia Lucía del Espíritu Santo, religiosa ecuatoriana que fundó en octubre de 1681 el Instituto Nazareno, donde actualmente se ubica la sede del Monasterio de las Religiosas Nazarenas Carmelitas Descalzas, en Lima.

Un detalle no menor de la imagen de la Virgen de la Nube es que a sus pies se aprecia, en clara actitud orante, la figura del obispo ecuatoriano que fue curado durante la prodigiosa aparición en el cielo de Quito.

El Señor de los Milagros es considerada la devoción popular católica más importante y multitudinaria del Perú | Foto: GEC
El Señor de los Milagros es considerada la devoción popular católica más importante y multitudinaria del Perú | Foto: GEC

Los recorridos oficiales del Señor de los Milagros este año

La imagen del Cristo Moreno realizará este año cinco recorridos oficiales los días 5, 18, 19 y 28 de octubre, además del 1 de noviembre, fecha en la que se despedirá de sus fieles devoto hasta el próximo año.

La primera salida será el sábado 5 a las 12 pm. La imagen realizará un recorrido corto de aproximadamente siete horas de duración. Tras salir del monasterio de la iglesia de Las Nazarenas, la venerada efigie recorrerá las avenidas Tacna y Emancipación, los jirones Chancay y Conde de Superunda, para luego volver a la Av. Tacna e ingresar por la noche a su templo.

El segundo recorrido será el del 18 de octubre, fecha en la que visitará diferentes instituciones como el Palacio de Gobierno, la Municipalidad de Lima, el Palacio Arzobispal, el Banco Central de Reserva y la iglesia de San Pedro. El Cristo de Pachacamilla pernoctará en la iglesia de la Virgen del Carmen, en Barrios Altos, desde la cual iniciará al día siguiente su tercer recorrido que lo llevará por el distrito de La Victoria.

El 28 de octubre, fecha del penúltimo recorrido, el Señor de los Milagros visitará los hospitales San Bartolomé y Arzobispo Loayza, para luego recorrer las calles del distrito de Breña. La imagen retornará a la iglesia de Las Nazarenas al promediar las 2 am del día siguiente.

El recorrido final será el 1 de noviembre, jornada en la que la imagen dará una vuelta a la manzana y se despedirá de sus fieles hasta el próximo año.

Señor de los Milagros