Se dice que si la oreja derecha se te pone caliente y colorada es porque están hablando cosas positiva y si es la izquiera estpan difamandote (Foto: Pixabay)
Se dice que si la oreja derecha se te pone caliente y colorada es porque están hablando cosas positiva y si es la izquiera estpan difamandote (Foto: Pixabay)

¿Por qué se me pone roja la roja? | ¿Por qué me arde la oreja? | ¿Por qué se me calienta la oreja? | Muchas veces nos han dicho que si las  es que alguien está hablando mal de nosotros. Esta es una creencia muy común entre las personas en muchos países del mundo, pero la verdad detrás de este fenómeno en realidad tiene relación con nuestra salud.

La leyenda popular dice que si la oreja derecha se te pone caliente y colorada es que están hablando cosas positivas de ti, pero si se trata de la izquierda, te están difamando o estás siendo objeto de críticas.

Sin embargo, esta rara acción del color rojo de tu oreja tiene una clara explicación y fuentes, entre las más frecuentes, una consecuencia de emociones fuertes como la ira, el enojo o la vergüenza. En esta nota te vamos a explicar a qué se debe todo esto.

Hombre que le arden las orejas. (Foto:Freepik)
Hombre que le arden las orejas. (Foto:Freepik)

¿POR QUÉ SE PONEN ROJAS LAS OREJAS?

Que las orejas se pongan calientes y rojas en ciertos momentos se debe a los cambios de temperatura externos o por causas emocionales, como la vergüenza, la culpa o el nerviosismo. El consumo de alcohol también es un factor importante, ya que este es un dilatador de los vasos sanguíneos.

Cuando los vasos sanguíneos se dilatan, hay un aumento de la circulación sanguínea en esa zona. Este repentino aumento del flujo de sangre también aumenta temporalmente la temperatura en esa región. Así, mientras persiste la vasodilatación, esa parte del cuerpo se pone en rojo vivo.

Inicialmente, el lóbulo de la oreja se pone roja y caliente y, finalmente, el enrojecimiento se extiende sobre todo el oído. A veces, los vasos sanguíneos se dilatan o se producen las hemorragias internas debidas a un fuerte golpe en la oreja. Esto también puede causar una sensación del ardor en la oreja a la que se refiere a veces como “las orejas en llamas”. Mejillas calientes y rojas también se observan a menudo junto a esta reacción.

Muchacha incómoda por el ardor de orejas. (Foto:Freepik)
Muchacha incómoda por el ardor de orejas. (Foto:Freepik)

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS?

Estas son algunas de las causas que pueden producir que las orejas se pongan rojas y calientes.

- Problemas de ira
En vez de exteriorizar la ira, la gente trata de ocultarla y el cuerpo reacciona, desatando el fenómeno de las orejas rojas y calientes. Sin embargo, exteriorizar la ira no siempre es la solución para evitar esta incomodidad.

- Humillación
Las orejas rojas y calientes en los niños y los adultos son a menudo consideradas como la respuesta del cuerpo a una humillación o situación embarazosa.

- Estrés
El estrés y la ansiedad pueden hacer que una persona experimente la sensación del calor en el oído. Ataques ‘del oído caliente’ son más frecuentes en las personas que sufren de trastornos de ansiedad. En situaciones de estrés, la cara se les pone roja.

- Reacción alérgica
Los oídos rojos y calientes también pueden ser el resultado de una reacción aguda alérgica intensa a un metal o cualquier otro objeto. Algunas personas tienen la costumbre de rascarse las orejas con un bolígrafo, una llave o un lápiz, acción que no solo enciende el rojo del oído, sino también puede causar una infección.

- Alergias a los alimentos
Ciertos tipos de productos alimenticios y bebidas pueden causar una reacción alérgica leve, que se manifiesta con orejas rojas y calientes. Ha habido informes de personas que sufren de orejas calientes inusualmente rojas debido a la ingesta del alcohol o de cafeína.

- Medicamentos
La oreja roja y caliente también puede ocurrir como una reacción a ciertos medicamentos. Las personas que toman los medicamentos recetados para la presión arterial alta pueden sufrir del síndrome de la oreja roja y caliente.

TAGS RELACIONADOS