El síndrome del intestino irritable (SII) es un trastorno que lleva a dolor abdominal y cambios en el intestino. (Foto: Pixabay)
El síndrome del intestino irritable (SII) es un trastorno que lleva a dolor abdominal y cambios en el intestino. (Foto: Pixabay)

El es un trastorno funcional crónico del intestino que desencadena un fuerte dolor abdominal, hinchazón, cambios en el intestino y alteraciones en el hábito deposicional que pueden desencadenar estreñimiento, diarrea o ambos.

Afecta del 10 al 20% de la población mundial y en el Perú, 22% de la población sufre esta enfermedad, especialmente mujeres: una de cada tres. Se puede presentar a cualquier edad, pero a menudo comienza en la adolescencia o a principios de la vida adulta y es dos veces más común en ellas que en los hombres. Es menos probable que se desarrolle en adultos mayores sobre los 50 años.

Los síntomas principales del Síndrome del Intestino Irritable (SII) son molestias abdominales o dolor asociado con alteraciones en los hábitos intestinales, hinchazón, estreñimiento, diarrea y flatulencias.

Entre sus causas frecuentes destacan los malos hábitos alimenticios, el estrés, la depresión y las situaciones de ansiedad, apareciendo por lo regular entre los 25 y los 60 años. Asimismo, 10% de las personas que sufren de gastroenteritis aguda pueden llegar a desarrollar este mal.

Las personas que son diagnosticadas con Síndrome del Intestino Irritable (SII) son derivadas a un gastroenterólogo para determinar el tratamiento adecuado y recomendaciones para tener una dieta saludable

Los especialistas sugieren realizar comidas pequeñas y frecuentes, alimentarse a un ritmo relajado y en horarios regulares, evitar el estreñimiento incrementando el contenido de fibra en la dieta de modo progresivo, hacer ejercicio regularmente, aumentar la ingesta de alimentos o preparados probióticos como el Bifidobacterium longum 35624 (Alflorex) que ayudan a reducir los síntomas de la enfermedad regulando la barrera intestinal y mejoran las defensas inmunitarias. A esto hay que adicionar un consumo constante de agua durante el día (8 vasos es lo ideal)

Para evitar mayores complicaciones con este trastorno, es mejor evitar los alimentos ricos en grasas, las frutas cítricas y las espinacas para disminuir el efecto laxante producido por las sales biliares (bilis) en el colon. De igual manera eliminar el consumo de sorbitol (un edulcorante), los alimentos o especies picantes, el gas (en las bebidas), el café, té y prestar atención a la tolerancia a la lactosa.

También te puede interesar

Alimentación saludable para combatir los triglicéridos altos. (Foto: Pixabay)
Alimentación saludable para combatir los triglicéridos altos. (Foto: Pixabay)

Si eres de las personas que basa su alimentación en comida chatarra y alimentos con alto contenido de grasa y azúcar, ten por seguro que más temprano que tarde tendrás que visitar al médico por los niveles elevados de triglicéridos que acumulará tu organismo.

A pesar de que los triglicéridos al ser un tipo de grasa que forma parte de nuestro cuerpo son indispensables, siempre se deben mantener en niveles normales para que ayuden a crear energía... .