Es un trastorno mental caracterizado por los padecimientos a consecuencia de crear dolencias para asumir el papel de enfermo. (Foto:Freepik)
Es un trastorno mental caracterizado por los padecimientos a consecuencia de crear dolencias para asumir el papel de enfermo. (Foto:Freepik)

El deber de los padres es velar por el bienestar de sus hijos y procurar que nada malo les pase durante su desarrollo, incluso cuando ya están grandes. Pero ¿qué sucede si uno de los progenitores es el que le hace daño? Aunque parezca increíble creerlo, existen personas que encontraron en sus criaturas a seres indefensos para poder aprovecharse de ellos con el único propósito de captar atención y ganar simpatía hacia sí mismos; además, de tener una fuente de ingresos.

Uno de los casos más recordados fue el que se presentó en en 2017 cuando una madre fue arrestada por haber sometido a su menor hijo a 13 cirugías estando totalmente sano. Kaylene Bowen llevó a su pequeño de 8 años al hospital un total de 323 veces desde que el niño nació alegando diversos males como tener alergia a la leche y que necesitaba un trasplante de pulmón. En un inicio dijo que Christopher tenía un trastorno genético raro, pero cuando no determinaron nada, aseguró que padecía de cáncer terminal, publica el portal .

De esta manera, el infante pasó toda su vida en una silla de ruedas y con una máquina de oxígeno a su lado, además de haber soportado cirugías invasivas que hicieron que se alimente mediante un tubo que va directamente a su intestino delgado, lo que le ha provocado múltiples infecciones en la sangre.

Una de las campañas inventadas por Kaylene en Facebook para recaudar fondos para una operación de su hijo. (Foto: Facebook | Gizmodo)
Una de las campañas inventadas por Kaylene en Facebook para recaudar fondos para una operación de su hijo. (Foto: Facebook | Gizmodo)

Tras conocer este caso nos preguntamos: ¿por qué una madre actuaría de esa manera? De acuerdo con varios análisis que se le realizaron en Texas, la mujer padece del Síndrome de Munchausen por Poderes, que es considerado una forma de maltrato infantil. A continuación, te brindamos más detalles sobre esta enfermedad mental.

¿Qué es el Síndrome de Munchausen?

El Síndrome de Munchausen es un . Quienes lo padecen crean dolencias y hasta se producen autolesiones para lograr unos síntomas físicos y/o psicológicos con consciencia de acción, pero forzado a ello por una impulsión relacionada a su necesidad de consideración por terceras personas.

Si la persona que padece este trastorno inventa o finge síntomas en otro individuo, se denomina Síndrome de Munchausen por Poder y generalmente se presenta de padres a hijos. En su mayoría es realizado por madres de familia y es calificado como maltrato infantil.

Se sabe que las personas que lo padecen conocen bien de términos y procedimientos médicos para que puedan basar sus “creencias” y disuadir a los especialistas con más facilidad. De esta forma, la madre inventa síntomas falsos o provoca síntomas reales para que parezca que el niño está realmente enfermo.

Al no medir las consecuencias, la progenitora llegará a lo insospechado para que le den la razón. Entre ellos está: inyectarle a su hijo sangre, orina o heces para generarle enfermedad, darles fármacos que le provoquen vómitos o diarrea, inventar resultados de laboratorio y someterlos a pruebas invasivas como biopsias o cirugías.

La mayoría de las veces se realiza en menores de edad al encontrarlos más vulnerables, incluso hay casos que se presentan en bebés con pocos meses de nacidos.

Es síndrome de Munchausen de poder está considerado como maltrato infantil. (Foto:Freepik)
Es síndrome de Munchausen de poder está considerado como maltrato infantil. (Foto:Freepik)

Causas de este trastorno

Al tener efectos destructivos en los menores, no se sabe por qué una madre o padre buscaría hacerle daño a su propio hijo.

Estudios de psicoanálisis señalan que los conflictos en la mente de estas personas se generan por vivencias traumáticas como abusos, malos tratos o abandono durante su infancia.

Además, porque buscan llamar la atención, generar admiración, empatía y cosas positivas hacia ella por sobrellevar este tipo de dificultades. Claro está que también quiere obtener ganancias.

Síntomas para detectar el Síndrome de Munchausen

Son difíciles de detectar, por hay ciertos rasgos de personalidad y antecedentes que pueden ser comunes. Además de la violencia vivida durante su infancia, estas personas provocan daños en sus criaturas porque se dieron cuenta que ellas recibieron amor y atención solamente cuando estaban enfermos.

Son personas que parecen estar muy preocupadas por sus hijos, incluso hablan con los médicos y se pasan todo el día al cuidado de sus pequeños.

Los casos de personas con síndrome de Munchausen son varios en el mundo y han provocado la muerte de varios menores.(Foto:Freepik)
Los casos de personas con síndrome de Munchausen son varios en el mundo y han provocado la muerte de varios menores.(Foto:Freepik)

¿Cómo se diagnostica esta enfermedad mental?

Acusar a un padre o madre de familia de enfermar a su hijo es un tema serio, por lo que los especialistas de la salud deben ser muy cuidadosos y reunir pruebas suficientes para incriminarlos.

Una de las formas que ha dado buenos resultados es separar a la progenitora de su hijo para ver su evolución, si al ser dado de ala nuevamente empieza con los mismos o peores síntomas es señal de que algo no está bien.

También se puede revisar los registros médicos para ver si el niño ha sido atendido en corto tiempo por muchas enfermedades diferentes.

Síndrome de Munchausen

Este mal mental, también llamado trastorno facticio impuesto a otro, fue identificado por primera vez en 1977 por el pediatra británico Roy Meadow.

Obtuvo su nombre tras asociarlo con la historia de Karl Friedrich Hieronymus, conocido por ser el "Barón Mentiroso", pues contaba aventuras increíbles sobre las batallas vividas en la guerra (Braga, 2007), pero todas eran inventadas.

Las madres hacen hasta lo imposible para que capten la atención de la gente y reciban apoyo y respaldo, pese a que sus hijos están sanos. (Foto:Freepik)
Las madres hacen hasta lo imposible para que capten la atención de la gente y reciban apoyo y respaldo, pese a que sus hijos están sanos. (Foto:Freepik)

Casos más perversos

Así como el caso que describimos al inicio, hay otro que ocurrió el año 2016 en Chile. Trata sobre un niño de 3 años y medio que había sido hospitalizado 5 veces y sometido a numerosos tratamientos de antibióticos en solo 9 meses. Él tenía una misteriosa secreción de los dos oídos acompañada de granulomas que le impedían a los doctores llegar a ver los tímpanos; el diagnóstico oficial era otitis media crónica, pero nadie podía explicar la causa., informó .

Pese a que salía bien cuando era llevado al hospital, el mal regresaba tras ser dado de alta. Entre otras sospechas que tenían por el retorno de la enfermedad, incluyeron que posiblemente la madre le ponía algún irritante en los oídos, algo que no pudieron descubrir hasta que una mujer, cuyo hijo compartía habitación con el pequeño, encontró a la progenitora inyectándole un medicamento sin autorización médica. Aunque lo negó, la policía revisó todo y halló jeringas escondidas en su cuerpo, por lo que fue separada de su niño.

Este trastorno mental reconocido, también llamado trastorno facticio impuesto a otro, fue identificado por primera vez en 1977. (Foto:Freepik)
Este trastorno mental reconocido, también llamado trastorno facticio impuesto a otro, fue identificado por primera vez en 1977. (Foto:Freepik)

Otros casos

El portal recopiló algunos casos de madres que padecen el Síndrome de Munchausen que detallamos a continuación.

Dee Dee Blanchard. Era una mujer que se ganó la simpatía de su comunidad tras dar a conocer que se dedicaba en cuerpo y alma a cuidar a su hija adolescente Gypsy, quien supuestamente padecía de leucemia, distrofia muscular y otras dolencias. En 2015, la progenitora fue encontrada muerta luego de que su hija, que tenía en realidad 23 años, la asesinara para huir de los tratos de su madre.

Lacey Spears. Con tal de ganar fama aduciendo que luchaba por su hijo, quien según ella tenía una enfermedad misteriosa, envenenaba con sal a su pequeño través de un tubo de alimentación. Algo que , en enero de 2014.

Blanca Montano. Al buscar captar la atención del padre de sus dos hijos, a quienes criaba ella sola, contaminó las vías respiratorias de su pequeña de cinco meses con materia fecal, provocándoles infecciones bacterianas.

Las madres hacen ver que están muy preocupadas por la salud de sus hijos, pero en realidad los siguen contaminando cuando los visitan. (Foto:Freepik)
Las madres hacen ver que están muy preocupadas por la salud de sus hijos, pero en realidad los siguen contaminando cuando los visitan. (Foto:Freepik)