Es importante tomar conciencia y emprender cambios en nuestro día a día para proteger el planeta. (Foto: Anete Lusina /Pexels)
Es importante tomar conciencia y emprender cambios en nuestro día a día para proteger el planeta. (Foto: Anete Lusina /Pexels)

Para cuidar el medio ambiente se puede empezar por pequeñas acciones. La pandemia de COVID-19 hizo que muchas personas cambien sus hábitos como consumidores y busquen ser responsables y conscientes de los productos que compran para disminuir el impacto en el ecosistema. Es aquí donde el reciclaje de se ha vuelto una tendencia digna de imitar, pero no es la única. Descubre cómo afianzar nuevos hábitos para un futuro sostenible.

MÁS INFORMACIÓN | ¿Cómo separar los residuos para reciclar en casa?

Reduce, reutiliza y recicla

Al realizar tus compras, solo ir por aquello realmente necesario. Además, optar por productos amigables con el ambiente en su composición y empaque. Paloma Roldán, socia y directora ejecutiva de la ONG Ciudad Saludable, aconseja reducir el uso de plástico, reutilizar aquellos envases que puedas y sumarte al reciclaje de tu distrito. En el caso de Lima, Trujillo y Arequipa, podrás encontrar estaciones de reciclaje en los supermercados Wong y Metro y en los siguientes meses se instalarán contenedores en otras ciudades del país. Es importante entregar tus residuos limpios, secos, compactados y desinfectados.

Por ejemplo, si lo que quieres es reciclar envases post consumo, sigue estos pasos brindados por Tetra Pak:

  • Desarmar el envase. Si tiene sorbete y tapa, introducirlos dentro del envase y desarmar.
  • Enjuagar y escurrir el envase.
  • Compactar. Si contiene tapa no olvides conservarla en el envase.
  • Depositar tus envases en las estaciones de los supermercados en la zona especial para esto en tiendas como Plaza Vea, Vivanda, Wong y Metro. Otra opción es entregarlo al programa de reciclaje municipal.

Los envases compuestos por fibra de cartón, polietileno y aluminio se transforman en una nueva materia prima que permite la fabricación de cajas de cartón corrugado; y con la mezcla de polietileno y aluminio se produce el PolyAl, una madera sintética para la elaboración de mobiliario y tejas acanaladas para techo, entre otros artículos.

Reduce el consumo de agua y energía

Paloma Roldán, recomienda utilizar un vaso a la hora de lavarte los dientes, echar el lavavajillas en los platos con el caño cerrado, aplicar productos de higiene personal con la llave de la ducha cerrada, tratar de colocar en la lavadora varias prendas y no solamente un par, o, de ser posible, lavar a mano algunas.

En cuanto a la energía eléctrica en casa, colocar tus aparatos tecnológicos en modo ahorro, desconectar los electrodomésticos que no estés usando y apagar siempre las luces de los ambientes donde no se encuentra alguien.

Haz compostaje en casa

Esto ayudará a mejorar las plantas. Una gran alternativa es hacer un huerto en casa y nutrirlo usando el abono de compost.

Para hacer tu propio biohuerto en casa, los especialistas de la cervecera BrewDog brindan algunos consejos para hacerlo de forma novedosa y simple:

  • Busca un recipiente: Si no tienes jardín, utiliza como recipiente unas latas recicladas de cerveza, macetas o baldes para sembrar hortalizas, hierbas aromáticas y medicinales. Ten en cuenta, realizar huecos en el fondo de los contenedores para que filtre el agua.
  • Cuidado con las plagas: Los remedios caseros y el compost orgánico serán tus mejores aliados. Coloca plantas de aroma fuerte, como culantro o huacatay, cerca de tus hortalizas para alejar a las plagas y las enfermedades que atacan a las plantas.
  • Piensa en los nutrientes: Un biohuerto necesita nutrientes para que la siembra de semillas sea exitosa; entre ellos, el nitrógeno, el potasio y el fósforo son indispensables para su crecimiento. Puedes hallarlos en los abonos orgánicos y el compost que permite que la tierra del biohuerto conserve nutrientes y humedad.
  • Siembra y cosecha: Si es tu primera experiencia con un biohuerto, se recomienda empezar sembrando semillas cuya cosecha sea más sencilla y rápida. Como el perejil, culantro, hierba luisa y romero, ya que son más rústicas y más fáciles de trabajar.