MDN
Estos son los comportamientos que los camareros odian que hagas en un negocio

Trabajar de cara al público no es fácil, ya que se requiere de varias habilidades para desempeñarse de la manera más correcta. Según los expertos, excelente presencia, empatía y amabilidad son algunas de las características que permiten obtener buenos resultados durante la jornada laboral.

Sin ir muy lejos, los camareros saben mucho de esto: al estar expuestos a todo tipo de clientes, deben mantener la educación y la compostura ante cualquier situación, ¿verdad? Si bien dicen que “el cliente siempre tiene la razón”, sabemos perfectamente que no siempre es cierto.

Los gestos que más odian los camareros

En ese sentido, continúan existiendo, desafortunadamente, comensales que abusan de su estatus en el establecimiento y hacen cosas inapropiadas. Por esta razón, desde revelaron los comportamientos que debes evitar cuando cruzas el umbral de un restaurante.

Ser maleducado

Antes de nada, sentarse en una mesa sin preguntar o llamar a los camareros con chasquido de dedos o un silbido es una de las cosas que detestan los trabajadores. La educación y fórmulas como “disculpa” o “perdona” funcionan mejor. Del mismo modo, no des órdenes y tampoco juntes mesas por iniciativa propia.

Pedir por parte

Además de no realizar bromas de mal gusto, lo recomendables es hacer todos tus pedidos de una vez y no pidas platos fuera de hora, pues los camareros buscan acabar su turno cuanto antes y regresa a casa.

No colaborar

Ahora bien, al recibir las comidas, ayuda y deja espacio libre para que puedan colocar los platos sobre la mesa sin problemas.

Cobrar por separado

A la hora de solicitar la cuenta, lo ideal es que pague uno del grupo para que el camarero no pierda tiempo cobrando a cada integrante de la mesa por separado. Eso sí, no olvides dejar propia.


Síguenos en nuestras redes sociales: