MDN
5 cosas que tienes que limpiar en casa antes de irte de vacaciones de verano

Irte de vacaciones no solo es hacer la maleta e irse. Desde desechar la comida que está a punto de vencerse hasta asegurarse de que las puertas de la casa está bien cerrada, hacer algunas de estas 5 tareas con antelación puede suponer una diferencia a la vuelta del descanso. Hoy en Mag te ofrecemos unos sencillos .

Es importante hacer una limpieza de la casa antes de irte de vacaciones asegurándote de que la cocina y el baño queden bien limpios. La mezcla de restos de comida, suciedad y humedad genera malos olores con el pasar de los días. En este sentido, presta especial atención al fregadero y el microondas.

También presta atención a objetos como el cubo de la basura, los trapos de limpieza y las macetas. Estos objetos son caldo de cultivo para los gérmenes e insectos. Al finalizar las tareas de limpieza, haz una ventilación adecuada de tu casa. Luego disfrutarás de tus vacaciones sin preocupaciones.

Cosas que tienes que limpiar antes de irte de vacaciones

Haz un último esfuerzo, los días antes de irte por fin de vacaciones, dejándolo todo ordenado y limpio, valdrá la pena. A continuación, 5 cosas que debes dejar limpio antes de irte de vacaciones:

  1. Vacía y limpia la nevera. Si vas a estar fuera unos días, lo mejor será que vacíes la nevera y te deshagas de toda la comida que caducar en este periodo (puedes regalársela a alguien). Aprovecha para limpiar la nevera: disuelve tres cucharadas de bicarbonato en1/2 litro de agua tibia y frota el interior con una esponja. Deja actuar 5 minutos y pasa un trapo absorbente.
  2. Vacía los cestos de la ropa sucia. En otras palabras, lava toda la ropa. Suficiente tendrás que lavar a tu regreso del descanso como para encontrarte el cesto de la ropa sucia lleno. Además, si dejas la ropa sucia muchos días cogerá malos olores. Una vez lavada y seca, plánchala.
  3. Deja la cama hecha y con sábanas limpias. Regresas de tus vacaciones cansado y lo último que querrás hacer es hacer la cama con sábanas limpias. Además, ¿sabías que en tu cama dejas 40 g de sudor y 20 de piel muerta cada día? ¿Y vas a dejar esa suciedad durante tu ausencia?
  4. Limpia el polvo. Aunque la casa se va a quedar vacía, las partículas de polvo no se van de vacaciones. Aprovecha para limpiar el polvo los días antes de marcharte de vacaciones.
  5. Vacía la basura. No dejes nada en el cubo de la basura. Ni plásticos, ni latas vacías ni mucho menos nada que sea orgánico. El día antes, limpia los cubos de basura hirviendo un poco de vinagre. Cuando aún esté caliente, frota con él los cubos por dentro y por fuera. Déjalo actuar unos minutos y enjuaga.
Limpiando la casa (Foto: Shutterstock)
Limpiando la casa (Foto: Shutterstock)

Beneficios de tener la casa limpia y bien organizada

Un hogar en orden, que huele siempre a limpio, es un lugar optimo para crear recuerdos inolvidables y para ser más óptimos en todo lo que hacemos.

Otros beneficios del orden y la limpieza de casa son los siguientes:

  • Se reduce la cantidad de polvo y suciedad.
  • Se mantiene en equilibrio los niveles de humedad.
  • Hace que los niños se acostumbren a ver y habitar en un lugar ordenado y limpio.
  • Se previenen enfermedades e infecciones.
  • El orden garantiza un entorno de trabajo optimo y estable.
  • Ayuda a mantener el orden.

Cosas que no debes tirar a la basura

  • Los restos del café. ¿Sabías que los restos del café que quedan en el filtro de tu cafetera funciona como abono para tus plantas? Además de ser ricos en nitrógeno y fósforo, ayudan a retener el agua y mejorar el drenaje. Así que, añade un poco a la tierra de tus macetas.
  • Bolsitas de té y otras infusiones. Si tomas más té o infusiones que café, tú también tienes abono para tus plantas en casa. Solo rompe las bolsitas y vierte el té usado en la tierra: aportará un poco nutrientes a tus macetas y aumentará ligeramente la acidez del suelo.
  • Cepillos de dientes. La próxima vez que cambies tu cepillo de dientes, no lo tires: utilízalo como herramienta para limpiar las juntas de los azulejos o baldosas, zonas de difícil acceso e, incluso, las suelas de las botas que tienen ranuras, donde se suele quedar el barro o tierra.
  • Frascos de vidrio. Te resultarán muy prácticos para organizar tu alacena, ya que en su interior podemos guardar de todo: legumbres, arroz, pasta, frutos secos, cacao, azúcar, etc. Y si te gusta preparar mermeladas caseras, son los envases que necesitas para conservarlas.

Síguenos en nuestras redes sociales:


TAGS RELACIONADOS