Ten mucho cuidado al comer alimentos perecederos durante un apagón. (Foto: Pexels)
Ten mucho cuidado al comer alimentos perecederos durante un apagón. (Foto: Pexels)

Hoy te enseñaremos cinco maneras fáciles de conservar los alimentos seguros cuando se va la luz. Un corte de electricidad puede resultar un tanto preocupante, especialmente cuando afecta a la comida que está en la nevera o congelador. Es por ello que ahora te ofrecemos algunos que te servirán no solo en ese apuro, sino también a reducir el gasto de electricidad a diario. Toma nota.

MÁS INFORMACIÓN: Trucos caseros para disminuir el consumo de energía de tu nevera

1. Mantén cerradas las puertas de la nevera

Una de las cosas más importantes que puedes hacer durante un apagón es mantener cerradas las puertas de la nevera tanto como sea posible. Según el en un apagón, una nevera cerrada permanecerá fría hasta 4 horas y un congelador cerrado mantendrá su temperatura durante 24 horas si está medio lleno y 48 horas si está lleno del todo.

2. Mete hielo y botellas de agua congeladas

Compra bolsas de hielo para guardarlas en el congelador y así ayudar a mantener la temperatura durante más tiempo en caso de apagón. Si el congelador tiene la función de hacer hielo, vacía los cubitos en bolsas de almacenamiento cada vez que la bandeja esté llena. El USDA también recomienda meter botellas de agua en el congelador. Esto no solo ayudará a mantener fríos los alimentos congelados durante más tiempo, sino que también te garantiza agua potable fresca.

3. Pasa los artículos de la nevera al congelador

Si existe la posibilidad de que se vaya la luz debido a una tormenta o cualquier tipo de fenómeno climatológico, la también aconseja pasar algunos de los alimentos de nevera al congelador para mantenerlos a una temperatura segura durante un período de tiempo más largo. Los alimentos como la leche, las carnes y las sobras que no necesitas en el momento se pueden cambiar de sitio.

4. Usa una lonchera, nevera de mano o cooler

Si anticipas o piensas que te vas a quedar sin electricidad durante más de 2 a 4 horas, la sugiere guardar los alimentos que tenemos en la nevera en una lonchera térmica, nevera de mano o cooler. Lo ideal es que la temperatura se mantenga a 4,4 grados o menos, así que asegúrate de ponerle un poco de hielo que puedes hacer en tu nevera o adquirir en una estación de servicios.

5. No conserves la comida al aire libre

Si sufres una interrupción en el fluido eléctrico durante una tormenta, es posible que tengas la idea de mantener algo fuera, en el hielo o la nieve, pero no es una buena idea. De acuerdo a la , las temperaturas exteriores pueden fluctuar hora a hora dependiendo de la luz solar que haya, lo que hará que la comida se eche a perder. También puedes atraer a animales salvajes en busca de comida.