Conoce cómo hacer un suavizante casero en sencillos pasos. | Imagen referencial: Pexels
Conoce cómo hacer un suavizante casero en sencillos pasos. | Imagen referencial: Pexels

¿Te cansaste de usar un suavizante convencional? ¿quieres que tu te quede más esponjosa sin tantos químicos? En la siguientes líneas te decimos cómo elaborar un suavizante con ingredientes naturales que encontrarás en tu hogar y lo mejor de todo es que no gastarás mucho presupuesto.

MIRA TAMBIÉN | Trucos para ablandar los garbanzos rápidamente sin recurrir al remojo

Cada vez son más las personas que optan por recurrir a o trucos caseros que dejan la ropa con un aroma agradable, más esponjosa y sin usar tantos químicos. La manera más conocida y recomendada es a base de bicarbonato y vinagre blanco, pero no es la única.

En Mag te traemos algunos suavizantes caseros con sencillos ingredientes y que te harán olvidar de los convencionales. Te recomendamos que tengas un papel y lapicero a la mano para que tomes apuntes de todo.

Suavizante con bicarbonato y vinagre

Para elaborar este sencillo suavizante solo necesitarás vinagre blanco, agua, bicarbonato y aceite esencial con el aroma que más te guste. El primer paso será diluir el agua y vinagre en un recipiente. Por cada dos medidas de agua, media taza de vinagre, así lo precisa el portal .

El siguiente paso será añadir bicarbonato. ¿Cuánto es? la medida aproximada es una cucharada por cada medida de vinagre. No te asustes si dicha reacción provoca efervescencia. Una vez haya finalización la reacción, remueve bien con una cuchara. Finalmente, agrega un par de gotas de tu aceite esencial. ¿Qué se recomienda? Uno de lavanda. Eso será todo.

Suavizante con sal marina

Otro suavizante casero y muy efectivo para que tu ropa quede más esponjosa es con sal marina. Los ingredientes son fáciles de conseguir: un par de tazas de sal marina, media taza de bicarbonato y 25 gotas de aceite esencial, de acuerdo a la página web de .

Vierte en un bol la sal marina, después añade bicarbonato y la disuelves con una cuchara. Posteriormente, agrega gota a gota aceite esencial. Todo esto lo debes hacer sin dejar de revolver. Déjalo reposar y verás el resultado en cuestión de minutos.

Suavizante casero con lavanda

Solo necesitarás 4 litros de vinagre y 20 gotas de aceite de lavanda. Lo aconsejable es usar un recipiente grande y varias botellas para rellenar. El procedimiento es muy sencillo: vierte la mezcla en el interior de las botellas. El portal Público.es aconseja que, para cada carga de lavado, deberás usar una taza como medida, el cual tendrás que añadir en el momento del aclarado.

¿Cómo evitar que el suavizante manche la ropa?

Lave la ropa a la máxima temperatura posible que sea segura para el tejido. Utilice el detergente adecuado para el color y el tipo de tejido con la dosis para ropa “muy sucia” especificada en el producto. Recuerde que, cuanto antes lave la ropa, más probable será eliminar la mancha, precisa .

¿Por qué usar suavizante?

El suavizante se usa para conseguir una colada suave, esponjosa, con volumen y perfumada. Gracias a sus tensioactivos catiónicos, que se adhieren a las fibras del tejido, la ropa es suave. Igual pasa con el del cabello. Sin embargo, el suavizante no deja la ropa más limpia, de acuerdo a .


Síguenos en nuestras redes sociales: