Consigue la sonrisa perfecta con ingredientes que no te costará mucho. (Foto: Pexels)
Consigue la sonrisa perfecta con ingredientes que no te costará mucho. (Foto: Pexels)

Tener los blancos es algo que todos buscamos, pero muchos creen que para ello debemos someternos a costosos tratamientos dentales. Sin embargo, existen numerosos que emplean ingredientes naturales muy eficaces para blanquear los dientes en casa.

Trucos caseros para unos dientes blancos

Presta atención a los siguientes que te mostramos y lograrás unos dientes más blancos en poco tiempo y de manera fácil. Además, encontrar estos ingredientes te costará poco.

1. Pasta de bicarbonato con jengibre

Esta pasta es perfecta para blanquear los dientes en casa gracias a su efecto exfoliante. Elimina micropartículas de sarro que hacen que los dientes se vean amarillentos. Sin embargo, solo hay que utilizarlo dos veces por semana. De lo contrario, debilitaría el esmalte provocando sensibilidad.

Solo necesitas mezclar 3 cucharaditas de bicarbonato de sodio, ¼ de cucharadita de jengibre en polvo y 3 gotas de aceite esencial de menta. Guárdala en un recipiente cerrado y lejos de la luz. Cuando la uses, moja el cepillo, coloca la pasta habitual y añade esta mezcla. Cepilla y enjuaga.

2. Pasta de agua oxigenada y bicarbonato de sodio

El agua oxigenada o peróxido de hidrógeno y el bicarbonato de sodio son trucos caseros muy usados para blanquear los dientes. Para conseguir esta pasta, solo hay que mezclar bicarbonato con agua oxigenada hasta obtener una pasta que podrás usarla en lugar de la pasta de dientes habitual.

Sin embargo, no es recomendable que la utilices a diario porque es exfoliante y abrasiva, de manera que puede dañar tus dientes. Lo ideal es usarla entre 3 y 5 días y después esperar de 3 a 6 meses para volver a utilizarla.

3. Fresas con sal

Las fresas tienen un tipo de ácido que ayuda a eliminar la placa dental. Asimismo, le podemos añadir un poco de bicarbonato para blanquear los dientes más rápido. Solo necesitas 3 fresas, una pizca de sal gruesa y ½ cucharadita de bicarbonato de sodio. Tritura las fresas con un tenedor hasta obtener un puré, luego añade el resto de los ingredientes y mezcla hasta conseguir una pasta homogénea.

Con esta mezcla cepilla tus dientes por cinco minutos, según explican desde Finalmente, enjuaga y cepilla con tu pasta habitual. No uses esta mezcla más de 2 o 3 veces por semana, si no podrías desgastar los dientes.

Las fresas contienen un tipo de ácido que ayuda a eliminar la placa dental, contribuyendo a tener los dientes blancos. (Foto: Pexels)
Las fresas contienen un tipo de ácido que ayuda a eliminar la placa dental, contribuyendo a tener los dientes blancos. (Foto: Pexels)

4. Vinagre de manzana

Hacer gárgaras con un poco de vinagre de manzana diluido con agua aportará mayor efectividad a cualquier pasta de dientes. La forma de diluirlo es añadiendo el triple de cantidad de agua que de vinagre, y también puedes mezclarlo con tu pasta de dientes habitual y cepillarte de manera habitual.

5. Aceite de coco

El aceite de coco es antimicrobiano, de modo que ayuda a eliminar la placa bacteriana y promover la salud de nuestros dientes y encías. Solo necesitas poner una cucharadita de aceite de coco en la boca. Deja que se derrita y haz movimientos con la boca para que el producto penetre por todos los dientes durante unos 4 o 5 minutos. Retira concluido este tiempo enjuagando con agua.

El contenido proporcionado no pretende sustituir la consulta médica con un profesional. Si no está seguro de su condición médica o la de un miembro de su familia, consulte a un médico. De igual manera si presenta alguna reacción alérgica.


Síguenos en nuestras redes sociales:


TAGS RELACIONADOS