El truco está en no salar las carnes antes, sino durante y después de la cocción. (Foto: Pexels)
El truco está en no salar las carnes antes, sino durante y después de la cocción. (Foto: Pexels)

Preparar una verdadera parrilla con sabor argentino no consiste en solo poner las carnes sobre las brasas y esperar que estén listas, sino que el proceso de marinado es clave para su sabor. Si quieres disfrutar de un asado este fin de semana, aquí te dejamos los que debes seguir para que el resultado sea exitoso.

MIRA TAMBIÉN | Qué son los vinos de alta gama y cómo hacer un maridaje correcto

“El asado para nosotros los argentinos es una cuestión de culto donde todo momento es bueno para tirar una carne a la parrilla, abrir una botella de vino y dejarnos llevar por estos mágicos momentos. Elegir un buen corte de carne como un Ojo de Bife es esencial y pueden utilizar una plancha grill o sartén de hiero fundido si no cuentan con parrilla”, explica Dessy Salinas chef de La Cabrera Perú.

El especialista detalla que el truco está en “temperar nuestra carne para que no se coloque fría sobre la plancha caliente, la sal, pimienta y nuez moscada. Su primera pasada de sal muy necesaria. Cocinamos nuestro corte al término que gusten y luego la sal de maras que no puede faltar. Siempre un aceite perfumado es ideal para pintar la carne luego de retirarla de la parrilla o de la sartén de hierro”.

El acompañamiento ideal para la carne sería con papas y ensalada, chimichurri y criolla fresca, así como un vino de alta gama de gran estructura como el ícono de la bodega Doña Paula Selección de Bodega Malbec 2018 o un tinto de la línea Altitude Series de Doña Paula.

Las carnes a la parrilla se acompañan con papas fritas, Chimichurri y vino tinto. (Foto: Grupo Tabernero)
Las carnes a la parrilla se acompañan con papas fritas, Chimichurri y vino tinto. (Foto: Grupo Tabernero)

¿Qué más poner en las brasas?

Para un asado argentino también es bueno incluir chorizo, morcillas, chinchulines o riñoncitos para disfrutar mientras la carne se cocina. Además un generoso corte de asado con hueso cortado grueso (3 dedos), algunos de ojo de bife y bife de chorizo (sean con hueso o no) y algo magro como el Vacío, así como pollo.

“Para poder tirar la carne a la parrilla, las brasas deben estar al rojo vivo. En su máxima expresión calórica, si no consideramos que el carbón emana gases que se contaminan la carne y nos intoxica, incluso claramente el sabor cambia y bastante. Entonces, para hacer cocciones lentas, simplemente alejamos un poco la carne del calor”, señala Valentin Dupuy, chef corporativo de Zoyla Restaurante, quien brindó estos consejos aprovechando la visita a Lima de Julián Galarraga, export manager de la reconocida bodega argentina “Doña Paula”.


Síguenos en nuestras redes sociales:


TAGS RELACIONADOS