La es uno de los ingredientes básicos de la cocina, pues el aderezo es el inicio de muchos guisos y deliciosos platos o también está presente en un guacamole, cebiche o ensalada; sin embargo, al momento de cortarla o picarla más de uno termina con los ojos llenos de lágrimas. Eso no es todo, pues al guardarla en el refrigerador, su fuerte olor impregna todo el interior. Para que esto ya no te suceda, Mag te comparte unos que no tienen pierde.

En algunas preparaciones no es necesario usar la unidad completa, por lo que sobra la mitad o un pedazo. Es aquí donde muchos se preguntan cómo guardarla correctamente para que dure más tiempo y no huela tan fuerte.

Trucos para guardar la cebolla y no huela tanto

1. Papel absorbente

  • Este truco funciona para tus cebollas partidas o enteras.
  • En un recipiente coloca una base de papel absorbente y encima pon las verduras.
  • Con esto evitarás el exceso de humedad y se conservará por más tiempo.
  • También puedes ponerlo como base en el compartimiento de vegetales de la nevera.

2. Recipientes herméticos

  • Para guardar las cebollas y que su olor no invada toda la refrigeradora no hay nada mejor que guardarlas en recipientes herméticos.
  • Es vital ponerle papel absorbente como base.
No hay ningún problema por guardar una cebolla ya cortada en la nevera, solo hay que evitar que el olor invada el ambiente. (Foto: Pixabay)
No hay ningún problema por guardar una cebolla ya cortada en la nevera, solo hay que evitar que el olor invada el ambiente. (Foto: Pixabay)

3. Bicarbonato de sodio

  • Para evitar que el olor de la cebolla impregne todo a su alrededor colocar bicarbonato de sodio para neutralizar y absorber.
  • El truco está en poner un recipiente pequeño con dos cucharadas de este antiácido y déjalo actuar dentro de la nevera toda la noche.

4. Limón con clavo

  • Este remedio casero es ideal para combatir malos olores en tu refrigerador.
  • Parte un limón por la mitad y encaja algunos clavos de olor.
  • Coloca ambas mitades en el refrigerador y deja actuar toda la noche.
  • Al día siguiente el mal olor se habrá ido.

¿Cuánto tiempo puede durar la cebolla en la nevera?

Una cebolla cortada puede permanecer hasta una semana en la refrigeradora y varias semanas más en la congeladora. Eso sí, guárdala apenas la hayas cortado porque si se queda a temperatura ambiente se puede marchitar más rápido.

Para guardarla en la congeladora deberás pelar y picar en trozos pequeños y luego meter en una bolsa cerrada o en pequeñas bolsas para ir usando una a la vez.

Cómo sacar el olor a cebolla de las manos

Para quitar el olor a cebolla de las manos, te recomendamos hacer lo siguiente:

  • Llena un recipiente con agua Busca un recipiente grande y llénalo con agua fría.
  • Agrega jugo de limón y mezcla.
  • Sumerge las manos. Déjalas en remojo de 5 a 10 minutos. El limón neutralizará el olor de la cebolla. Si el olor es muy fuerte, usa solo jugo de limón. Viértelo entre tus manos y frota durante unos minutos.
  • Enjuaga y seca Enjuágate las manos con agua fría y sécalas con un repasador.

Cómo quitar el olor a cebolla de las manos con vinagre

Colócate un poco de vinagre en las manos y frota durante unos minutos. Recuerda esparcirlo bien a lo largo de toda la superficie y frotar entre los dedos. Cuando termines, enjuaga y seca con papel toalla.

El truco para cortar cebollas en cuadritos de manera fácil

La cebolla es un alimento indispensable en la cocina para preparar aderezos y ensaladas. Sin embargo, al momento de cortarla en cuadritos algunas personas se complican y aquí en te compartimos un de cocina para que no tengas más problemas.

¿Cómo no llorar al cortar cebolla? Con este truco dejarás de lagrimar

Es probable que hayas intentado un sinfín de sin tener que soltar una lágrima y hayas fallado en el intento. Sin embargo, existen algunos trucos caseros que evitarán que se irriten los ojos. A continuación, te comparte el truco que todos deben conocer para cortar una cebolla y no llorar en el interno.

  1. Lo que debes hacer es cortar la cebolla sumergida en agua fría. Utiliza un recipiente grande para que no te lastimes. Al hacerlo de esta forma, los compuestos que se liberan tienen poca oportunidad de reaccionar.
  2. También puedes probar congelando la cebolla 10 minutos antes de cortarla. Esta acción hará el mismo efecto que el anterior.
  3. Finalmente, es bueno meterlas al refrigerador un par de horas antes de cortarlas, pues el frío ralentiza la formación del elemento que provoca las lágrimas.
  4. Usa lentes de cocina para proteger los ojos.
  5. Un cuchillo filoso es muy importante pues se hace preciso el corte y se desgarran menos capas de cebolla.
  6. Corta lo más rápido posible pues de esta manera las emisiones serán más cortas y afectarán mucho menos los ojos.

Síguenos en nuestras redes sociales: