Salmón en rodajas en primer plano. (Imagen: Valeria Boltneva / Pexels)
Salmón en rodajas en primer plano. (Imagen: Valeria Boltneva / Pexels)

El continúa siendo importante en la nutrición y cada vez más su consumo se extiende por todo el mundo. Entre todos los diferentes tipos que existen, el es el que recibe más elogios por presentar un sinfín de bondades. Además de representar una fuente excelente de proteína, vitaminas y minerales, se puede cocinar de diferentes maneras.

Partiendo de dicha premisa, hoy te dejamos el paso a paso para preparar un delicioso salmón en el microondas sin morir en el interior. Antes de nada, los ingredientes que vas a utilizar son: 2 rodajas de salmón fresco, 1 cebolla, 1 limón, perejil, aceite de oliva, sal y pimienta.

Cómo hacer el salmón en el microondas

Lo primero que necesitas es un recipiente que sea apto para que el salmón no se pegue dentro del microondas. Una vez que hayas conseguido el envase perfecto, agarra un pedazo de papel de cocina y restriega en aceite de oliva por todos los rincones.

Ahora bien, limpia el sabroso pescado. Hay muchos que prefieren comprar toda una pieza en lugar de trozos, pero todo depende de tus gustos. Tras limpiarlo, vamos a pasarle sal y pimienta. La siguiente indicación será exprimir el limón para solo quedarnos con el zumo. Eso sí, es importar retirar la pulpa y poner la mitad dentro de un bol.

De inmediato, asegúrate de añadir un chorro de aceite de oliva virgen extra y remueve los ingredientes. Con este jugo vamos a embarrar los filetes de salmón. Luego debes envolver el pescado en papel film para que se cocina de manera correcta por ambos lados.

Cuando lo tengas listo, colócalo en el microondas durante 5 minutos y puedes dejarlo un tiempo más si no está bien hecho, explican desde . De hecho, tienes la opción de acompañar el pescado con guarniciones como verduritas al vapor, arroz hervido y patatas al horno.

Alimentos que no se deben calentar en el microondas

  • Hamburguesas congeladas: lo mejor es descongelarlas durante 12 horas en la nevera, porque al meterlas al microondas saldrán recalentadas por el exterior.
  • Huevo cocido con cáscara: no se deben calentar en el microondas porque puede explotar. Al calentarse se genera vapor en su interior y al no haber lugar por dónde salir, terminará estallando.
  • Patatas o papas: lo mejor es perforarlas con un tenedor antes de introducirlas en el electrodoméstico.
  • Bacon: las burbujas que se forman en la grasa animal estallan en pocos segundos en el interior del microondas.
  • Uvas: se producen chispas y hasta fuego si se meten en un microondas. Hay varias teorías que lo explican: una es que las moléculas se ionizan y se crea un plasma brillante que puede llegar a explotar.
  • Palillos de madera: según los especialistas se pueden incendiar dentro del microondas, debido a que la madera es un material inflamable.
  • Además de esto, debes tener en cuenta que es mejor no meter platos con detalles metálicos o papel aluminio

Síguenos en nuestras redes sociales: