Cualquier hora del día es un buen momento para disfrutar de una taza de café. (Foto: Pexels)
Cualquier hora del día es un buen momento para disfrutar de una taza de café. (Foto: Pexels)

Para preparar un buen por la mañana no solo se necesita un poco de producto, agua caliente y una cafetera, sino hay ciertos puntos que se deben tomar en cuenta para que quede perfecto y como si te lo tomaras en la mejor cafetería. En esta nota te dejamos los consejos y a considerar para disfrutarlo cortado, espresso, latte o americano.

Para disfrutar mejor de esta bebida, es importante controlar la temperatura del agua, la cantidad de café que se utiliza y el grado de molienda.

Trucos para que tu café te quede perfecto

Preparar una buena taza de café tiene su ciencia. Hay algunos factores que ayudan a mantener su aroma, sabor y cuerpo. Por ello, los especialistas de Tottus, como parte del “Especial del Café”, comparten algunos consejos para disfrutar de una taza como se debe.

  1. La temperatura ideal: No es novedad que la temperatura del agua afecta el sabor y aroma del café. Los expertos afirman que una temperatura de 90° ayudará a que el café no pierda sus componentes, evitando además un sabor más amargo de lo deseado. Si deseas controlar correctamente la temperatura, puedes conseguir un termómetro de cocina digital. Con ello podrás obtener un café en su punto: con un aroma y sabor que perdurará hasta el final.
  2. Grado de molienda: La finura del polvo a la hora de moler el café también influye en el resultado. Sin embargo, eso va a depender del gusto de cada persona. Si se prefiere un café con un sabor más delicado, entonces la molienda o el café molido deberá ser más grueso; en caso se quiera un sabor más intenso se deberá emplear una molienda mucho más fina, como son los Café Tostado y Molido balanceado Tottus y Café Tostado y Molido intenso Tottus.
  3. Cantidad suficiente: Para disfrutar de todos los sabores y aromas de tu café instantáneo favorito, sea granulado o liofilizado, debes agregar a cada taza dos cucharaditas de café. Si bien esa es la cantidad ideal, esto puede variar según el gusto de la persona o el tamaño de la taza.
  4. Frescura: Siempre utiliza granos frescos. Para ello es necesario guardar el café, ya sea en grano, molido o instantáneo) a una temperatura ambiente y lejos de otros alimentos de olor intenso. Ten en cuenta que algunas personas lo congelan, sin saber que esto podría afectar su sabor. Por último, el aire y la humedad son los enemigos principales de los granos de café, así que procura guardarlos en un recipiente hermético.

Cinco errores que se cometen al conservar café tostado en grano

  1. Abrir el paquete y no consumirlo
  2. Guardarlo en la refrigeradora
  3. Tenerlo mucho tiempo guardado
  4. Poner el frasco cerca al horno
  5. Molerlo y guardarlo

Síguenos en nuestras redes sociales:


TAGS RELACIONADOS