Un pedazo de carne sobre una tabla de cortar. (Foto: Pexels)
Un pedazo de carne sobre una tabla de cortar. (Foto: Pexels)

Son varias las ocasiones en las que es necesario congelar la . Eso sí, siempre es fundamental que sepas cómo para que se mantenga en perfecto estado y cuando la prepares en tus no notes ninguna diferencia con la . Así que toma nota.

Sin embargo, hay veces que se te olvida sacar a tiempo el paquete de carne que querías preparar y ya no queda tiempo para que se descongele a temperatura ambiente. Si esto te ocurre, no te preocupes porque existen diferentes para descongelar la carne en cuestión de minutos.

El truco de la olla doble invertida

Este te permitirá descongelar la carne en apenas cinco minutos y solo necesitarás dos ollas y una bolsa hermética. Se trata del método de la olla doble invertida. Una vez que hayas sacado la carne del congelador, esta se debe meter en una bolsa de plástico con cierre zip.

Luego, coloca una olla vacía boca abajo en el fregadero, es decir, que el fondo esté hacia arriba. Sobre esa base ubica la carne en la bolsa y, sobre ella, coloca otra olla llena de agua caliente. La presión de esta segunda olla junto al calor logrará descongelar la carne en solo cinco minutos.

Un pedazo de carne junto a especias. (Foto: Pexels)
Un pedazo de carne junto a especias. (Foto: Pexels)

Otro truco para descongelar carne

Pero si no tienes dos ollas, existe otro . Al igual que con la fórmula anterior, la carne debe estar guardada en una bolsa hermética y luego colocarse dentro de una olla o de un táper con agua calentada previamente. En solo diez minutos tu carne estará lista para cocinar.

Es recomendable usar estos dos trucos con piezas de carne que hayan sido congeladas en porciones individuales. Si lo que se pretende descongelar es una pieza grande, el tiempo que se necesitará será mayor y probablemente estas dos opciones que te mostramos hoy no sean las más adecuadas.

Cómo ablandar la carne antes de cocinarla

En Mag te el siguiente truco casero.

  • Coge un corte de carne y colócala en un recipiente
  • Añade una taza de leche y deja reposando la carne
  • Lleva el recipiente a la refrigeradora por media hora
  • Si quieres un corte muy fino, puedes dejar reposando la carne desde la noche anterior
  • Después de utilizar la carne debes desechar la leche, pues se encontrará contaminada

Síguenos en nuestras redes sociales: