El agua de la pasta es rica en sales minerales y almidón, por lo que se puede reciclar. (Foto: Pexels)
El agua de la pasta es rica en sales minerales y almidón, por lo que se puede reciclar. (Foto: Pexels)

Normalmente cuando cocinas la pasta uno la escurre en el lavadero de la cocina, y deja que el agua de la cocción se vaya por el drenaje. ¿Pero sabías que ese líquido puede sernos de mucha utilidad? Esto es debido a que muy pocos conocen todo lo que se puede hacer con él. Hoy en MAG te decimos tres maneras para reutilizar el agua de la pasta y no tirarla. Apunta estos de cocina.

MÁS | Los mejores trucos caseros para hacer la pasta más rápido

Antes de hacer unos exquisitos espaguetis con salsa blanca o una saludable ensalada de pasta fría, primero hay que cocerla. Esa agua que queda se vuelve rica en sales minerales y almidón, por lo que se puede reciclar y aprovechar para usar en la cocina o incluso para la limpieza del hogar.

Cómo reutilizar el agua de la pasta y no tirarla

Una vez que se ha hervido la pasta, tan solo tienes que pasar el agua por un colador y ya estará lista para reutilizar. Aquí te dejamos algunas ideas ingeniosas para aprovechar el agua de la pasta.

1. Úsala para cocinar al vapor

Cuando tu pasta esté cocida, con ayuda de un colador, puedes verterla en otro recipiente (separándola de ella, claro), para usarla por segunda vez para cocer verduras, que podrían acompañar a tu pasta. Puedes hacerlo también en una olla de vapor para usarla con legumbres o pescado, por ejemplo.

2. Base para las salsas

Un gran truco caseros de cocina de los chefs italianos es guardar el agua después de colar la pasta y añadir un poco en la salsa que estés preparando, ya sea pesto, boloñesa, carbonara, entre otras. Esto hará que la preparación tome un poco más de consistencia, si es que está demasiado aguada.

El agua en la que hervimos la pasta se puede reciclar para otros usos. (Foto: Pixabay)
El agua en la que hervimos la pasta se puede reciclar para otros usos. (Foto: Pixabay)

3. Úsala para hacer caldo u otra sopa

Con el ajetreado ritmo de vida que llevamos, muchas personas optamos por cocinar varias cosas en un solo día, para ir cambiando guisados con el resto. Así que si haces pasta y pretendes hacer una sopa o caldo, pues el agua de la primera, puede servirte genial, como base de la segunda.

4. Detergente casero para platos

El almidón que se encuentra en el agua es óptima para lavar los platos, cubiertos o vasos de cristal, pues funciona muy bien como detergente natural e incluso con las ollas. De hecho, al ser caliente, ayuda a eliminar grasas y suciedad. Deja en remojo los utensilios en ese líquido durante unos minutos antes de ponerlos en el lavaplatos o lavarlos a mano.

5. Para regar las plantas

El agua de cocción de la pasta, especialmente si has usado muy poca sal, se puede usar para regar las plantas, el huerto o el jardín. Solo déjala enfriar y ponla en una regadera.

¿Cómo cocinar la pasta al dente?

Para obtener una pasta al dente debes tener en cuenta estos :

  • No se debe cocinar demasiado: si sobre cocina la pasta la arruinará. El tiempo de cocción varía según la calidad y grosor de la misma. La pasta estará al dente cuando esté cocida por dentro, esto no significa que esté suave por fuera, normalmente se retira del fuego algo dura.
  • Probar la pasta después de 6 o 7 minutos: en ese momento todavía debería estar un poco dura. Lo mejor es soplarla para enfriarla antes de probarla, así se evita quemarse la lengua.
  • Para La pasta al dente se sentirá firme, no dura. También se puede romper un trozo de pasta a la mitad y ver la sección cortada; la pasta al dente está mayormente cocida con una pequeña sección de pasta cruda en el centro”.
  • No enjuagar la pasta con agua fría: cuando la pasta esté al dente, no se debe enjuagarla con agua fría, a menos que estamos por preparar ensalada fría. De lo contrario, provocaremos que pierda el almidón necesario para que se adhiera la salsa.

Síguenos en nuestras redes sociales: