Limón. (Foto: Pexels)
Limón. (Foto: Pexels)

Ponlo en práctica. El no solo sirve como ingrediente en la cocina, sino que además cuenta con múltiples usos que facilitan las tareas del hogar. Dada su composición, tiene un efecto antibacteriano. Justamente por esto, también se ha convertido en la base para elaborar diferentes productos de limpieza. Así que toma nota.

¿Cómo se limpiaban las casas hace 50 años, cuando aún no existían la infinidad de productos de limpieza que hoy conocemos? ¿Cómo lo hacían? Bueno, con productos naturales. Y uno de los más importantes era el limón, por eso hemos querido recuperar estos 7 para tu casa.

1. Quitar el mal olor de la nevera o el microondas

El remedio casero más rápido para quitar el mal olor de la nevera utiliza limón: solo hay que cortar unas rodajas y ponerlas en un plato con sal, y guardar este plato dentro de la nevera hasta que notes que la fragancia que despide la nevera ha mejorado.

Para limpiar el microondas y quitar el olor, lo mismo. Exprime zumo de limón en un vaso y caliéntalo en el micro durante tres minutos en potencia alta. Verás como después huele mucho mejor y además, si hay algún resto de alimento, será mucho más sencillo limpiarlo ahora porque se habrá reblandecido.

2. Para fregar el suelo

Llena el cubo de agua caliente con limón para fregar todos los suelos. Es un remedio casero mucho más económico que comprar limpiasuelos en el supermercado, y tu casa adquirirá un olor refrescante y duradero.

3. Limpiar las tablas de cortar

Si no consigues que las manchas de la sangre de la carne o el pescado se quiten de la tabla de cortar, el limón es tu aliado. Impregna tu tabla de madera con su zumo, después de haberla limpiado con agua y jabón. Deja actuar 10 minutos aproximadamente, aclara con agua y seca a conciencia.

Limpia tus tablas de cortar con limón. (Foto: Pexels)
Limpia tus tablas de cortar con limón. (Foto: Pexels)

4. Para limpiar la grifería

Primero, exprime el zumo del limón y cuélalo para quitarle los restos de pulpa. Ahora, empapa un algodón con este jugo y pásalo por los grifos del lavabo, la ducha o la pila de la cocina. Del mismo modo que sirve para limpiar la cal de las cacerolas, también sirve para quitar la de los grifos.

5. Quitamanchas de grasa de la ropa

Otra de las propiedades que tiene el limón es la de actuar como un potente blanqueador de tejidos. Puedes emplearlo para hacer desaparecer las manchas amarillentas que deja el desodorante en la ropa blanca, en la zona de las axilas, y que tan difíciles son de quitar.

Solo necesitas preparar una mezcla con bicarbonato, zumo de limón y agua a partes iguales, y frotar las manchas con la mezcla resultante y un cepillo suave. Deja actuar unos 30 minutos y después lava las prendas del modo habitual. Si no desaparecen del todo, habrás conseguido eliminarlas en parte.

6. Muebles de madera impecables

Los muebles y las superficies de madera de la casa te quedarán limpias y brillantes gracias al limón. Solo tienes que preparar un abrillantador para madera mezclando medio vaso de zumo de limón con un vaso de aceite de oliva. Agita la mezcla y aplícala sobre tus muebles con un paño suave, sin pasarte con la cantidad.

7. Limpiar los envases de plástico de la cocina

Hay alimentos que dejan manchas oscuras en los táperes de plástico. Puedes tratar de limpiarlos poniendo estos envases a remojo durante dos o tres horas en agua caliente a la que habrás añadido previamente el zumo de dos o tres limones junto con sus cáscaras.


Síguenos en nuestras redes sociales:


TAGS RELACIONADOS