Una escoba. (Foto: Pexels)
Una escoba. (Foto: Pexels)

Si eres de los que suele navegar por las redes sociales en busca de los mejores para tener tu casa siempre limpia, quizás hayas oído sobre colocar una bolsa de plástico en la escoba. Se trata de una método bastante efectivo para hacer más fácil la limpieza en el hogar.

Saber poner en práctica los trucos más sencillos, pasa por soluciones tan simples como esta que, además, es gratis. Sin duda, una fórmula que te hará la vida mucho más fácil a la hora de limpiar.

MÁS TRUCOS: El truco para reparar escobar rotas con una botella de plástico

Pero ¿De qué se trata este eficaz truco? Para iniciar, solo hay que agarrar una bolsa de plástico, como las que solemos usar para las compras de la casa, y colocarla en la escoba usando las asas para poder cerrarla bien con un nudo. De este modo, quedan cubiertas las cerdas de la escoba.

Una escoba barriendo. (Foto: Pexels)
Una escoba barriendo. (Foto: Pexels)

La electricidad estática

De inmediato notarás que este truco funciona bastante bien y ayudará a la limpieza del hogar, ya que la electricidad estática que genera el plástico al frotarlo con el suelo atraerá todo tipo de partículas como polvo, pelos y restos de comida que acaban en el suelo de la casa a lo largo del día.

El eficaz truco de la bolsa de plástico en la escoba es una fórmula que muy pocos conocen y que no solo se usa para limpiar el suelo. También funciona en sofás, camas y otras superficies blandas.

Además, para la limpieza de los suelos podemos usar vinagre blanco, bicarbonato de sodio, ácido cítrico o el zumo de limón diluidos en un balde lleno de agua muy común. Todos ellos mezclados sirven para desinfectar y limpiar, así como para dar un aroma natural a los pisos de nuestro hogar.

Otro truco casero para eliminar pelos, pelusas y polvo de piso

Té negro caliente

  • Para poner en práctica este que desde ‘Cocina delirante’, lo primero es barrer y aspirar el ambiente de la casa para eliminar cualquier exceso de pelos, polvo o pelusas.
  • En una escoba o jalador viejo, colocar un calcetín grueso en la base y pasarlo por todo el piso como si se estuviera trapeando. Este recogerá toda la suciedad que no salió tras aspirar o barrer.
  • En una cubeta con agua echar una taza de té negro caliente y comenzar a trapear con esta preparación. Dejar secar.
  • Para finalizar hay que pasar un trapeador seco tras echar algunas gotitas de aceite de almendras al piso, para así darle un acabado con más brillo.



Síguenos en nuestras redes sociales:


TAGS RELACIONADOS