La queratosis pilar, también llamada 'piel de gallina', es una afección de la piel muy común en brazos. (Foto: Pixabay)
La queratosis pilar, también llamada 'piel de gallina', es una afección de la piel muy común en brazos. (Foto: Pixabay)

Su nombre real es queratosis pilar pero todos la conocen como ‘piel de gallina’. Esta afección puede ocurrir a cualquier edad, pero es más común en niños pequeños y adolescentes, aunque también puede presentarse en adultos. Esta patología puede causar gran malestar en la persona que la padece y mejorarla es posible poniendo en practica ciertos y recomendaciones de los expertos.

MIRA TAMBIÉN | Por qué debes utilizar bloqueador solar en invierno

“La apariencia de piel de gallina se debe a pequeños y múltiples quistes foliculares, puntiagudos y llenos de queratina, que es una proteína producida por las células de la piel. Estas afecciones cutáneas generalmente son de color rosado, suelen ser asintomáticas excepto por una eventual sensación de picazón y pueden confundirse fácilmente con acné”, explica la Lic. Pilar Alvarado, docente de Cosmiatría del Instituto Carrión.

Por qué aparece la ‘piel de gallina’

Las causas exactas de esta patología no han podido ser identificadas; sin embargo, varios estudios la atribuyen a un factor genético que incluye mutaciones en el gen que codifica la proteína que agrega los filamentos de queratina. También es un misterio por qué se acumula la queratina, pero se puede asociar con otras condiciones de la piel, tales como dermatitis atópica, pieles con fototipos claros, también hay estudios donde relacionan su aparición con trastornos hormonales especialmente en la pubertad y el embarazo, insuficiencia renal, uso de fármacos como corticoides y litio y las pieles xerosicas tienden a empeorar esta condición.

“La piel de gallina puede ocurrir a cualquier edad, pero es más común en niños pequeños y adolescentes, aunque también puede presentarse en adultos. Asimismo, prevalece generalmente en pacientes que sufren obesidad, diabetes o Síndrome de Down. De igual manera, pueden existir periodos en los que las lesiones pueden mejorar durante el verano con tendencia a exacerbarse en invierno. Algunos alimentos (derivados de los lácteos) también podrían activarla y muchas mujeres también manifiestan la condición después del parto”, agregó la especialista del Instituto Carrión.

Trucos y consejos para mejorar su aspecto

Se debe tener en cuenta que esta afección cutánea no se puede curar o prevenir, pero se puede tratar con cremas hidratantes y peelings para mejorar la apariencia de la piel. Sin embargo, existen algunos hábitos y trucos que la experta recomienda seguir para mejorarla:

  • Llevar una dieta adecuada y recomendada por un nutricionista.
  • Mantener una adecuada hidratación, el consumo de agua es importante.
  • Luego de bañarse, secarse la piel suavemente, sin frotar.
  • No permanecer demasiado tiempo en la ducha.
  • Bañarse con agua ligeramente tibia e hidratar la piel con crema al terminar puede contribuir a mejorar los síntomas y el aspecto.
  • Acudir a un centro estético para el tratamiento con un especialista en el tema.

Síguenos en nuestras redes sociales: