Trucos para blanquear las juntas de las cerámicas y queden impecables. (Foto: Pexels)
Trucos para blanquear las juntas de las cerámicas y queden impecables. (Foto: Pexels)

¿Cómo hacer para que las rayas del suelo de cerámico queden blancas? Esta es una de las zonas que es más difícil de limpiar, ya que dichas ranuras suelen llenarse de moho, polvo u otras sustancias, ubicadas tanto en el baño como en la cocina. Por ello, si no se limpia de manera correcta suelen tornarse oscuras, dándole un aspecto de suciedad. Hoy Mag te comparte sencillos para blanquear los azulejos y te queden relucientes.

Cuando vayas a limpiar las baldosas del baño o de la cocina de tu casa, aprovecha y repasa también las juntas para blanquearlas y dejarlas impecables. Acaba con esta suciedad y luce unas totalmente blancas.

Para lograr blanquear las juntas de las cerámicas o azulejos y queden impecables necesitaremos algunos productos de limpieza fáciles de conseguir. Puedes adquirirlo en el supermercado o cualquier tienda.

¿Cómo blanquear las juntas de los azulejos?

El bicarbonato de sodio, vinagre blanco y lejía son algunos de los productos que puedes utilizar para blanquear las juntas de las cerámicas gracias a sus propiedades que actúan como blanqueadores: ¿Cómo poner las rayas del suelo blancas?

1. Con bicarbonato de sodio

Usar el bicarbonato de sodio para limpiar se ha convertido en algo habitual. Se trata de uno de los métodos caseros más efectivos para blanquear las juntas de las cerámicas y, por tanto, es perfecto para eliminar las suciedad de las juntas del baño. Sigue estos pasos: cómo limpiar las juntas de los azulejos con bicarbonato:

  1. Mezcla una taza de bicarbonato con agua caliente, hasta conseguir una disolución homogénea.
  2. Coge un cepillo o una esponja para poder rascar bien las ranuras de las cerámicas.
  3. Aplica la mezcla sobre las cerámicas y extrae la suciedad con ayuda del cepillo.
  4. Una vez acabado, podemos dejar que se seque al natural, o bien, pasar un trapo seco.

2. Con vinagre blanco

Además de ser blanqueador, el vinagre blanco también actúa como un perfecto desengrasante, así que lo puedes utilizar para limpiar las juntas de las cerámicas de la cocina. Es el producto por excelencia para eliminar cualquier mancha de moho y de humedad. Sigue estos pasos:

  1. Mezcla 1 taza de vinagre con agua tibia, hasta conseguir una disolución homogénea.
  2. Coge un cepillo o una esponja para poder rascar bien las ranuras de las cerámicas.
  3. Aplica la mezcla sobre las cerámicas y extrae la suciedad con ayuda del cepillo.
  4. Una vez acabado, podemos dejar que se seque al natural, o bien, pasar un trapo seco.

3. Con lejía

Puedes usar la lejía para limpiar las juntas de las cerámicas. Cuando vayas a utilizar este producto altamente corrosivo, asegúrate de llevar guantes. Para su aplicación sigue estos pasos:

  1. Mezcla agua fría con lejía y aplica la disolución con un pulverizador.
  2. Deja actuar para que haga efecto durante unos 10 minutos.

4. Con amoníaco

El amoníaco también es un gran limpiador que ayuda a quitar cualquier mancha y resto de suciedad de las juntas. Asegúrate mantener el entorno bien ventilado mientras lo usas. Sigue estos pasos:

  1. En un recipiente vierte 30 ml de amoníaco con agua caliente. Usa unos guantes para protegerte y abre las ventanas para ventilar la habitación.
  2. Aplica la disolución sobre todas las ranuras con un spray y extrae la suciedad con ayuda del cepillo. Una vez acabado, podemos dejar que se seque al natural o pasar un trapo seco.

5. Con productos desengrasantes

Si has probado todo lo anterior y aún se mantiene sucio, tal vez tengas que probar con productos químicos desengrasantes. Asegúrate de seguir siempre las instrucciones del fabricante y no lo mezcles con otros productos químicos, o podría provocar alguna reacción peligrosa dependiendo de su composición. Así, realizarás una limpieza de las juntas de la cerámica de la cocina a fondo.

Así puedes prevenir que se ensucien rápido

Si tienes manchas muy pequeñas de moho en tu baño que recién descubriste, puedes tallar las zonas con bicarbonato de sodio y enjuagar con mucha agua para finalmente secar con paño seco. Esto lo puedes hacer como medida de prevención en las juntas de los azulejos para prevenir las pequeñas manchas de moho que aparecen de la nada.

También recuerda que para que el moho no vuelva aparecer deberás evitar que la superficie permanezca húmeda, aumentar tanto la ventilación de la zona y la frecuencia de la limpieza profunda para prevenir manchas futuras.

¿Cuál es la mejor manera de limpiar pisos de baldosas de cerámica?

Para limpiar pisos de baldosas de cerámica de la mejor manera, mezcla un detergente suave con agua caliente y aplícalo con un trapo o un trapeador de gamuza en lugar de un trapeador de esponja sobre la superficie. Ten en cuenta que un trapeador de esponja empuja el agua sucia hacia la lechada y la ensucia, por lo que se recomienda cambiar el cubo de solución de limpieza con frecuencia para no dejar una película turbia de suciedad en el piso.

¿Por qué mi piso de baldosas está pegajoso después de trapear?

Los pisos pegajosos ocurren cuando no se ha pasado el trapeador lo suficiente para eliminar el exceso solución de limpieza o se aplicó la solución de limpieza incorrecta. También puede deberse al agua sucia utilizada para enjuagar la fregona.


Síguenos en nuestras redes sociales: