Arreglar una cremallera o cierre puede salvar una prenda. (Foto: Pexels)
Arreglar una cremallera o cierre puede salvar una prenda. (Foto: Pexels)

La cremallera (también llamado zipper en inglés o cierre en algunos países) es un elemento presente a diario en nuestras vidas, porque es de lo más común que alguna prenda que llevamos tenga una: faldas, pantalones, vestidos, bolsos, incluso mochilas y hasta fundas de cojines. Pero pasa muy a menudo que se estropean, o no cierran, se bajan de repente, o se atascan y no suben.

MÁS | Trucos caseros para limpiar la plancha y evitar que deje manchas en la ropa

Si alguna vez te has preguntado cómo arreglar una cremallera atascada, desde te revelamos unos cuantos  y soluciones efectivas bastante sencillas para arreglar una cremallera, zipper o cierre estropeado, y no tener que ir a una tienda de arreglos a cambiarla. ¡Pon a prueba estos hacks!

Cómo arreglar una cremallera atascada que funcionan

Las cremalleras, por lo general, duran mucho y funcionan bien, pero cuando se atascan son un verdadero fastidio, porque no podemos ni subirlas ni bajarlas y si se trata de una prenda puede ser peor aún ya que no podremos llevarla cerrada o tampoco podremos cerrar nuestra mochila.

Muchas veces creemos que la cremallera, zipper o cierre se ha estropeado definitivamente y decidimos llevarla a una tienda de arreglos, o dar por perdida esa prensa. Pero hay veces que los trucos caseros funcionan, y éstos son algunos dependiendo de lo que le pase a la cremallera:

  • Para abrir una cremallera atascada en una prenda, no hay que forzarla porque puede romperse. Es probable que algún hilo se haya quedado enganchado, impidiendo que pueda subir o bajar. Comprueba si hay algo atascado, quítalo y el zipper volverá a funcionar correctamente.
  • Cuando la cremallera está atascada y no hay ningún tejido que le impida subir o bajar, hay que engrasarla un poco para que funcione. El truco es usar un lápiz de los que tenemos en casa. El grafito es estupendo para desenganchar cierres. Basta con pasar la punta por la cremallera en el punto en el que se ha atascado como si estuvieras pintando la cremallera y luego bajar el cierre. 
  • El aceite de oliva o el jabón líquido de manos también funcionan bastante bien para desatascar un cierre. Bastará con usar un hisopo y pasarlo por la cremallera.
Existen trucos caseros para desatascar cremalleras de prendas de cualquier tipo. (Foto: Pexels)
Existen trucos caseros para desatascar cremalleras de prendas de cualquier tipo. (Foto: Pexels)

Cierres rotos y otros problemas

A veces la cremallera no sube ni baja. No tires con fuerza de ella porque puedes quedarte con el tirador en la mano y estropearla por completo. Este cierre atascada que ni sube ni baja está así porque se ha partido una pieza. Coloca un clip en la zona del cierre, y ya verás cómo sube y baja otra vez sin problema.

Si la cremallera de los pantalones no sube hasta arriba puede utilizar la anilla de las que se usan para los llaveros. La pasas por el tirador, y enganchas la cremallera al botón de cierre. Subirá a tope perfectamente.

Si ninguno de los trucos aportados funciona, entonces habrá que cambiar de cremallera. Puedes llevar la prenda a una tienda especializada en arreglos y que te la cambien.