Conoce los dos trucos caseros para reparar tus zapatos de gamuza mojadas con agua. (Foto: Pixabay).
Conoce los dos trucos caseros para reparar tus zapatos de gamuza mojadas con agua. (Foto: Pixabay).

Muchas personas usan zapatos de gamuza por su elegancia, pero no tienen los cuidados respectivos para evitar que se manchen. En esta oportunidad, te mostramos dos para que repares tu calzado mojados con el agua.

MIRA TAMBIÉN | El truco casero para arreglar un cierre que se salió usando un tenedor

Los zapatos de gamuza muchas veces sobresalen de todos los demás por su finura y sobrios diseños. Hay quienes lo utilizan para eventos formales, pero también casuales, ganándose las miradas de propios y extraños.

Sin embargo, una de sus principales ventajas es que su material es muy dócil y, si no se aplican los cuidados respectivos, puede ensuciarse. En las temporadas de lluvias, por ejemplo, no es necesario salir con ellos a la calle, pues la gamuza absorbe fácilmente el agua. Si no tomaste las medidas preventivas, tranquilízate. Te compartimos a continuación dos trucos recomendados por para que no lo estropees al momento de limpiarlos.

¿Cómo reparar unos zapatos de gamuza mojados?

Cuando uno compra unos zapatos de gamuza es recomendable incluir accesorios para su limpieza. Los cepillos especiales y protectores para limpiar gamuza son los que destacan.

Cepillo y spray protector de gamuza

Deja secar tus zapatos de gamuza en tu hogar y luego al aire libre (no debes secarlo bajo el sol)

  • Coloca papel periódico dentro del zapato para otorgarle soporte (también puedes ayudarte con una de tus manos)
  • A continuación retira los restos de tierra que tenga la gamuza con el cepillo especial. El cepillado sebe ser con delicadeza
  • Emplea un spray protector de gamuza (lo puedes encontrar en tiendas donde venden artículos de moda y calzado)

Bicarbonato de sodio

  • Deja secar tus zapatos de gamuza en tu hogar y luego al aire libre (no debes secarlo bajo el sol)
  • Coloca papel periódico dentro del zapato para otorgarle soporte (también puedes ayudarte con una de tus manos)
  • Coge un trapo limpio y humedécelo con algunas gotas de agua (no debe estar muy mojado)
  • Ubica la mancha a tratar y pasa el trapo humedecido suavemente por ahí
  • Sobre la mancha húmeda, esparce un poco de bicarbonato de sodio
  • Espera algunas horas a que el bicarbonato haga efecto
  • Finalmente, cepilla el calzado con cuidado

Síguenos en nuestras redes sociales: