Con estos trucos caseros tus toallas quedarán como nuevas o iguales a las de un hotel 5 estrellas. (Foto: Pixabay)
Con estos trucos caseros tus toallas quedarán como nuevas o iguales a las de un hotel 5 estrellas. (Foto: Pixabay)

La ducha es un momento de relajo y secar el cuerpo con una toalla suave y delicada es una gran sensación; sin embargo, con el paso del tiempo y uso, estas tienden a ‘ganar’ un aspecto desgastado y áspero que puede irritar la piel. Si quieres devolverles lo esponjosas tras lavarlas, en MAG te dejamos algunos para lograrlo.

MIRA TAMBIÉN | Trucos para organizar tus cables en el hogar

Aunque las mantengas limpias lavándolas a mano o en lavadora, el proceso de desgaste es inminente. Este aumenta si se emplea gran cantidad de detergente o se abusa del suavizante. Aquí también te dejamos consejos para cuidarlas como se debe.

Trucos para dejar esponjosas las tollas

1. Vinagre y limón

  • Antes de meter las toallas a la lavadora, colócalas en un recipiente con agua fría hasta cubrirlas.
  • Añadir un poco de vinagre blanco y zumo de limón.
  • Dejar actuar por una media hora.
  • Enjuagar con abundante agua fría.
  • Escurrirlas bien antes de meterlas en la lavadora.

2. Vinagre y jabón

  • Al igual que el truco anterior, hay que poner las tollas en agua fría hasta cubrir. Añadir vinagre blanco y jabón líquido.
  • No abuses del suavizante y detergente
  • Para las toallas no es recomendable emplear lejía o suavizante. Desde aconsejan usar este último cada unos cinco lavados, en cantidades mínimas.
  • Además, abusar del detergente no le hace bien a los tejidos, ni se logra un mejor lavado de la ropa.

¿Cómo secar las tollas?

Para que no pierdan su característica de esponjosas, lo mejor es usar la secadora en temperatura baja o tenderlas al aire libre y sacudiéndolas de vez. Un truco casero para que sigan esponjosas es meterlas junto con una pelota de tenis para un extra de suavidad (así conseguirás frenar el efecto del roce entre las toallas).

Cómo quitar el olor a humedad de las toallas

1. No las juntes con la ropa sucia

Este es un error que seguro cometes sin saberlo. Cuando tengas que lavar las toallas, hazlo de inmediato. La razón es porque al echarlas al cesto de la ropa sucia y dejarlas varios días mojadas esperando su lavado, seguro empeorará el problema. De hecho, aunque parezca que las toallas están secas, los tejidos sucios ya contienen gérmenes y bacterias que acrecientan este inconveniente.

2. Usa la cantidad correcta de detergente

Otro consejo es utilizar una cantidad moderada de detergente. Es cierto que estos productos facilitan la limpieza, no obstante, en exceso acabarán deteriorando los tejidos. Esto es así porque cuando quedan residuos de jabón en las toallas, aumentará la susceptibilidad a la hora de adquirir mal olor tras su utilización. El exceso de detergente es la razón de que la toalla pierda su capacidad absorbente.

Cómo hacer que las toallas nuevas sequen bien

Hoy en Mag te contamos unos para sacarle el máximo provecho a las toallas. Veamos primero entonces cómo debemos hacer el primer lavado de una toalla nueva para deshacernos de este suavizante y que sequen a la perfección:

  • Es importante que el primer lavado sea solo de las toallas nuevas, sin mezclarlas con otro tipo de ropa, y no llegar al máximo de la capacidad de la lavadora. Y será mejor si solo llenamos hasta la mitad de carga de lavado.
  • Luego, seleccionamos un ciclo de enjuague con agua caliente y dejamos que la lavadora se llene completamente.
  • Añadimos una taza de vinagre al agua caliente que ayudará a eliminar los suavizantes de las toallas y además también ayuda a suavizar, pero evitando el efecto aceitoso.
  • El siguiente paso es realizar un ciclo completo de lavado y, una vez que ha finalizado y sin sacar las toallas de la lavadora, repetimos todo el proceso, pero esta vez, en vez de vinagre, añadimos al lavado media taza de bicarbonato de sodio.

Atención: no debemos mezclar el vinagre y el bicarbonato de sodio en el mismo ciclo de lavado porque la reacción química puede provocar un exceso de espuma y dañar la lavadora.

¿Cada cuánto tiempo se deben cambiar las toallas?

Un buen indicador para saber que ya es tiempo de cambiar de toalla, es el olor. De acuerdo al portal , lo recomendable es renovar el paño cada 3 o 4 días, ya sea el uso para el cuerpo, manos y cabello. Esto significa que hay que lavarlo dos veces por semana.


Síguenos en nuestras redes sociales: