El olor de la orina suele ser muy intenso y con el paso de los días se seguirá sintiendo en tu sofá. (Foto: Toth Photos / Pexels)
El olor de la orina suele ser muy intenso y con el paso de los días se seguirá sintiendo en tu sofá. (Foto: Toth Photos / Pexels)

Un felino es un gran compañero en el hogar. Si bien algunos suelen mantener su distancia y sorprende su independencia, hay otros que sí se dejan mimar y expresar cariño. La mayoría de estos animales permanecen dentro del hogar y hay ocasiones en las que los ‘accidentes’ ocurren por querer marcar su territorio. Si tu amado gato orinó en tu sofá favorito, desde Mag te compartimos los que debes aplicar para eliminar el olor rápidamente.

Esto es muy común en los más pequeños y cuando recién están aprendiendo a usar el arenero; sin embargo, también puede suceder en adultos por motivos de edad, estrés o enfermedad y terminan haciendo sus necesidades en la alfombra, suelo o cama.

Lo primero será identificar el lugar exacto en donde se hizo pipí y detectar la mancha. Con un papel absorbente hay que presionar sobre la tapicería manchada, pues la orina es altamente corrosiva y desprende un olor muy fuerte que penetrará en los diferentes lugares de tu casa.

Trucos caseros para quitar el olor a orina de gato

1. Bicarbonato de sodio

  • Necesitarás 1/4 de taza de agua oxigenada, 1/4 de taza de bicarbonato de sodio y una cucharadita de detergente líquido.
  • Mezcla todos los ingredientes y humedece una esponja suave o paño en la preparación.
  • Pásala por la mancha de orina usando movimientos circulares y suaves.
  • Luego enjuaga cuidadosamente con agua caliente.

2. Vinagre blanco

  • Mezcla vinagre blanco y agua en partes iguales.
  • Aplicar la preparación con una esponja suave y repite el proceso hasta que el olor a orín de gato quede totalmente neutralizado.

3. Agua oxigenada

  • Espolvorea bicarbonato de sodio sobre la mancha y dejar actuar por 5 minutos.
  • Mezcla ½ taza de agua oxigenada al 3 % y 1 cucharadita de detergente líquido lavavajilla.
  • Vierte la mezcla en una toalla y úsala para limpiar la mancha.

Lo mejor será aplicar estos remedios caseros primero en áreas poco visibles para evitar daños y usar siempre guantes de látex para no dañar tus manos.

¿Cómo evitar que los gatos se orinen?

  1. Para evitar que tu felino haga pipí en el silló, sofá o tu cama aplica estos consejos:
  2. Cuando veas que quiere orinar, llévalo a su arenero.
  3. Cambia la arena regularmente para que siempre vea limpio su espacio.
  4. Dale mimos cuando orine en su espacio.
  5. Cierra las puertas de los dormitorios para evitar que entre y orine el colchón.

Cómo evitar que arañe el sofá

Para evitar que tu gato deje de arañar el sofá u otros muebles debes limpiarlos a fondo con productos enzimáticos o un jabón neutro. La lejía o el amoniaco no eliminan las marcas olfativas, por lo que no dejarán de hacerlo. Ahora sí, una vez hecho todo esto, es la hora de redirigir su conducta.

Con un rascador para gatos debería bastar, pero asegúrate de que no sea frágil y que tenga altura. Debe estar hecho con materiales de buena calidad, de lo contrario lo romperá de inmediato. Piensa que los gatos son animales selectivos, por lo que tendrás que comprarle el que más le guste a él.

Finalmente, te sugerimos emplear un protector de sofá para gatos. También estaría bien hacerse con juguetes divertidos para él, escogiendo los más adecuados según sus gustos y preferencias.

Cómo cortar las uñas a un gato sin hacerle daño

Lo primero es elige el momento y tranquilizar a tu gato, pues si lo haces cuando está estresado puede ser peligroso. Esta acción se realizará con tijeras o cortauñas especiales para gatos y es bueno tener a la mano polvo estíptico, en caso ocurra un accidente y haya un poco de sangrado, según recomiendan desde .

  • Cógelo con suavidad y colócalo sobre tus piernas. Las caricias y mimos deben ser continuos.
  • Pide ayuda a un amigo o familiar para sujetarlo. Si es posible, alguien que sea de su confianza. De otra forma podría alterarse y habría que interrumpir la sesión.
  • Presiona con mucha suavidad sus uñas para que se extienda por completo, pues son retráctiles.
  • Corta solamente el extremo de la uña (entre uno y dos milímetros). Es la parte de color menos rosado. Si la uña del gato es negra y no puedes identificar el tejido no la recortes en ningún caso. Lo mejor será que lo haga un especialista.
  • Si cortas la uña demasiado empezará a sangrar, no te asustes. Aplica el polvo estíptico en el extremo de la uña que sangra y aplica presión con un algodón. Si la hemorragia no cesa pasado un rato, acude de inmediato al veterinario.

Síguenos en nuestras redes sociales: