Hay trucos caseros para eliminar la cal de la vajilla de manera rápida y efectiva. (Foto: Pexels)
Hay trucos caseros para eliminar la cal de la vajilla de manera rápida y efectiva. (Foto: Pexels)

¿Te cuestan lavarlos? ¿No sabes cómo quitar esas manchas blanquecinas? ¿Ya has probado de todo? Hoy te contaremos cuáles son esos para eliminar la cal de los vasos y copas. Es común que, al limpiar las piezas de nuestra vajilla de cristal, como vasos o copas, queden unas manchas blanquecinas cuando se secan. Esto hace que el vidrio no se vea limpio y brillante.

MÁS INFORMACIÓN: Trucos caseros para limpiar la refrigeradora por dentro

Eliminar la cal de los vasos puede parecer algo laborioso, que te demandará una gran parte de tu tiempo, pero te sorprenderá lo sencillo que puede llegar a ser. Solo debes prestar atención a los siguientes trucos caseros, pues te enseñamos cómo limpiar las copas de forma fácil y efectiva:

  1. La cal en la vajilla es el resultado de la calcinación de sustancias alcalinas y minerales presentes en el agua. La dureza del agua por su alta concentración de cal o abusar del detergente en el lavado suelen genera la aparición de estas manchas blanquecinas en el cristal.
  2. Uno de los trucos más útiles es el bicarbonato con limón para limpiar el lavavajillas. Vacía el electrodoméstico y programa un lavado corto con bicarbonato y un limón cortado por la mitad. Cuando acabe, comprueba que el bicarbonato haya desaparecido y que los filtros estén limpios.
  3. Luego, coloca los vasos con manchas de cal en la máquina, agrega un poco más de bicarbonato de sodio y vuelve a programar un lavado rápido. Verás que la cal desapareció.
  4. Si el problema persiste, usaremos limón y vinagre para limpiar las copas y que queden brillantes y transparentes por completo. El vinagre tiene grandes propiedades limpiadoras que contribuirán a eliminar las manchas blancas y dejar la vajilla como nueva.
  5. Para eliminar la cal de las copas, llena un recipiente amplio con agua bien caliente. Añade a continuación un buen chorro de vinagre blanco y pon dentro las piezas de cristal, dejándolas en remojo durante 15 minutos más o menos. Después de este tiempo, comprobarás que los restos de cal han desaparecido. Lava con limón luego para que el olor a vinagre se vaya.

Un último truco que puedes usar es preparar una mezcla con agua caliente y vinagre blanco a partes iguales y sumergir las piezas con restos de cal. Luego, lava las copas. Después de terminar con el proceso, seca cada pieza con un paño suave para cerciorarte de que has conseguido eliminar la cal.