Pocas visitas son tan indeseadas en el verano como la de los mosquitos o zancudos. (Foto: Pexels)
Pocas visitas son tan indeseadas en el verano como la de los mosquitos o zancudos. (Foto: Pexels)

El en Sudamérica está resultando abrasador. A mediados de enero, una ola de calor asoló países como , Paraguay, Uruguay, el sur de Brasil e incluso parte del Perú, en donde los termómetros rompieron récords históricos marcando temperaturas de más de 40 °C (104 °F).

MÁS | Trucos caseros para dormir cuando hace mucho calor

Las picaduras de los mosquitos o zancudos suelen ser muy comunes por estos díasde calor sofocante, sobre todo por las noches. Es habitual en la época de verano tener a estos insectos merodeando las habitaciones del hogar, amenazando con romper una noche apacible de sueño o una tarde de trabajo en casa.

Los mosquitos o zancudos que pican son las hembras, por una razón muy específica: necesitan de nuestra sangre para producir sus huevos. Cuando pican, el zancudo inyecta saliva en nuestra piel, y esta es la responsable de que la picadura se inflame y, en algunos casos, pueda producir una reacción alérgica.

Las picaduras de mosquitos o zancudos son muy comunes en el verano. (Foto: Pixabay)
Las picaduras de mosquitos o zancudos son muy comunes en el verano. (Foto: Pixabay)

Para evitar esta molestia y las múltiples picaduras que nos dejan por todo el cuerpo, el hack más común es poner mosquiteros en casa. Es un método eficaz que podemos instalar en cualquier ventana para evitar a los indeseables intrusos. También hay otros trucos caseros que nos servirá para evitarlos:

Medio limón en la ventana

Una de esas opciones para mantener a raya a los mosquitos o zancudos este verano es colocar un vaso de vinagre con agua o también poner medio limón en la ventana. Este olor suele molestar bastante a los insectos, por lo que preferirán entrar en otra casa antes que en la tuya.

Si deseas, puedes también frotarte algunas partes del cuerpo con limón, y de esa forma evitar las molestosas picaduras de los mosquitos o zancudos. Eso sí, no te coloques limón en zonas sensibles como cerca de los ojos, porque sino será peor el remedio que la enfermedad.

Una opción para evitar las picaduras de mosquitos o zancudos es colocar medio limón en la ventana. (Foto: Pixabay)
Una opción para evitar las picaduras de mosquitos o zancudos es colocar medio limón en la ventana. (Foto: Pixabay)

Plantas que te pueden ayudar

Hay plantas que te pueden ayudar a alejar los mosquitos o zancudos. Una de ellas es la cintronela: los insectos la odian. Puedes colocar plantas en zonas estratégicas de la casa, pero si no quieres encargarte de una planta, puedes optar por las velas de citronela o una crema corporal que tenga ese olor.

Otra planta que nos puede ayudar es el eucalipto. Puedes coger aceite de eucalipto con esencia de limón y mezclarlo con el champú o con la crema hidratante para que tu cuerpo quede impregnado del olor. Otra opción es aplicar este aceite en un humidificador para que se esparza el olor por la habitación.

Trampa antimosquitos

Finalmente, también puedes preparar una trampa antimosquitos. Para ello necesitarás: un cuarto de taza de azúcar rubia, una taza de agua templada y un gramo de levadura. Debes calentar el agua, añades el azúcar hasta que se disuelva y lo finalizas espolvoreando la levadura sin llegarlo a remover.

La parte más dificil del invento es el recipiente: agarra una botella grande de gaseosa, corta la parte superior por la parte de la curva y colócala al revés, como si fuera un embudo. Con los gases que se producen de esta mezcla, se atrae a los mosquitos pero no sabrán salir de la trampa.

Luego envuelve todo el artefacto con una bolsa de basura o una tela oscura, puedes ayudarte con una cinta o esparadrapo para pegarlo. Finalmente, coloca la trampa en lugares oscuros como detrás de los muebles o debajo de las camas de la casa. Asegurate de cambiar la trampa cada 15 días.