Trucos caseros para evitar que al freír la carne suelte mucha agua. (Foto: Pexels)
Trucos caseros para evitar que al freír la carne suelte mucha agua. (Foto: Pexels)

Existe la falsa creencia de que el líquido que suelta la carne al freírla es debido a que es de mala calidad. Usualmente no es así. Este fenómeno puede deberse a diversas razones. Hoy desde te explicaremos por qué ocurre esto y también te daremos unos para evitarlo. Toma nota.

MÁS | Trucos caseros para evitar que la pasta se seque al recalentarla

¿Por qué la carne suelta agua?

El organismo de la gran mayoría de mamíferos está compuesto por un 70% de agua. Cuanto más fresca y joven es la carne, más cantidad de agua acumula entre sus fibras. Esto debido a un tema de edad del animal, pues cuanto mayor es la res, más dificultades tiene para acumular líquidos presenta.

Al igual que influye el tiempo que se tarda en cocinar y consumir el filete desde la muerte del animal, pues cuanto más fresca más líquido acumulará. Con el pasar de los días, la carne va perdiendo la rigidez, y se convierte en una pieza más fácil de consumir tras haber expulsado parte del agua.

Cuanto más fresca es la carne, más cantidad de agua acumula. (Foto: Pexels)
Cuanto más fresca es la carne, más cantidad de agua acumula. (Foto: Pexels)

Trucos para evitar que la carne suelte agua al cocinarla

  1. Si se trata de un producto congelado, debemos dejar la carne fuera del refrigerador entre seis a ocho horas antes de su preparación.
  2. No es recomendable pasar la carne por agua, ni abrir un grifo sobre ella para descongelarla. Ambas situaciones favorecerá que tenga más agua la carne en el momento de cocinarla.
  3. Antes de poner la carne a freír, se sugiere quitarle algo de agua y humedad con papel de cocina. Con un par de vueltas resulta suficiente si la carne ya no está congelada. Si la carne suelta mucha agua, demuestra que el corte fue reciente y joven.
  4. Al momento de elegir la sartén donde freír la carne, deberá ser lo suficientemente grande para que acoja todo el producto sin rebosar y que pueda recibir toda la potencia del fuego.
  5. Si la carne se encuentra a temperatura normal, el fuego y el aceite harán su cometido de llevar la carne al punto adecuado en pocos segundos cuando supere los 60º. Se sugiere no aplastar la carne mucho y tampoco darle muchas vueltas.
  6. El mejor consejo: una vuelta por cada lado, pero para ello tanto el fuego como la sartén deben haber alcanzado previamente una temperatura alta.
  7. Sobre la sal, se sugiere que si la carne se compone de varias piezas pequeñas no se eche mucha cantidad de sal para facilitar la expulsión natural del agua.

VIDEO RECOMENDADO

¿Cómo comprar la carne más tierna y jugosa?
Un mal corte puede arruinar una buena cría, sacrificio del animal y maduración de su carne, haciendo que sea dura al comerla.

TAGS RELACIONADOS