Trucos caseros para limpiar las persianas por fuera. (Foto: Pexels)
Trucos caseros para limpiar las persianas por fuera. (Foto: Pexels)

Hoy te enseñaremos los trucos caseros para limpiar las persianas por fuera para que no se llenen de polvo o se malogren rápido. Éstas son uno de los elementos imprescindibles en nuestra casa, pero también es uno de los elementos más pesados de limpiar, sobre todo si se trata de persianas que se ensucian mucho porque dan a la calle.

MÁS INFORMACIÓN: Trucos caseros para que tu casa siempre huela a limpio

Cómo limpiar las persianas por fuera

Aquí te enseñamos cómo limpiar persianas de forma eficaz y segura, con unos sencillos trucos caseros:

  1. Para no arriesgarnos a sacar medio cuerpo fuera de la ventana, el primer truco consiste en quitar el tambor de la persiana. Es donde se enrolla, y suele estar atornillada, por lo que sacarla no es fácil, pero sí es bastante menos arriesgado llevar a cabo esta labor para la limpieza.
  2. Una vez que se ha quitado la tapa del tambor, utilizaremos una escalera para limpiar la persiana lama por lama, y también las ranuras entre lamas. Pasaremos un paño húmedo que iremos enjuagando, y con un producto de limpieza adecuado para el material de la persiana.
  3. Limpiar persianas es una tarea necesaria, pero bastante difícil y trabajosa. Hace falta paciencia y tiempo. La buena noticia es que como no se hace muy a menudo, lo mejor es limpiarlo todo a fondo, y también el hueco del tambor, donde es posible que encontremos mucho polvo.
  4. Los productos de limpieza para limpiar las persianas dependerán del material del que está hecha la persiana. Si las persianas son de madera, los productos para limpiar superficies de madera como la cera para muebles son perfectamente válidos para las persianas. Para limpiar persianas de plástico, lo mejor es utilizar una esponja con agua (mejor caliente) y algún tipo de limpiador jabonoso suave (un jabón de lavavajillas es perfecto).
  5. Si las persianas tienen algo de grasa impregnada porque están en una cocina, también podemos usar un desengrasante como el que utilizamos en la cocina. Después, bastaría con pasar un paño húmedo para enjuagar, y ya tenemos las persianas de plástico limpias.

TAGS RELACIONADOS