Trucos caseros para limpiar los rieles de puertas y ventanas corredizas. (Foto: Pexels)
Trucos caseros para limpiar los rieles de puertas y ventanas corredizas. (Foto: Pexels)

Uno de los sitios del hogar en los que más suciedad se acumula y con el que podemos tener más problemas son los rieles de las ventanas y de las puertas corredizas. Si acumular suciedad, es más difíciles abrirlas o cerrarlas. Por ello, hoy te contamos unos para que puedas realizar esta limpieza de una manera muy sencilla y rápida. Toma nota.

MÁS | Trucos caseros para abrillantar tus pisos de madera

Limpiar los rieles con jabón de lavavajillas

El jabón de lavavajillas es uno de los productos más eficaces para hacer esta labor de limpieza. Es bastante bueno y es mucho menos nocivo que otros productos que podamos encontrar en las tiendas.

Primero, debemos coger la aspiradora para aspirar la suciedad más grande que se haya depositado en estos espacios tan pequeños. Si no tenemos una aspiradora, un secador también nos irá muy bien.

Cuando hayamos pasado el aspirador o el secador, debemos emplear el jabón. Usa una botella con rociador. Añade agua tibia en ella y unas gotas de jabón. Agita bien para que el jabón se diluya. Cuando lo tengas, solo debes rociar los rieles con esta mezcla. Luego retira el agua con un trapo.

Limpiar los rieles con vinagre y bicarbonato de sodio

Debes empezar como te hemos explicado el paso anterior: aspirando la suciedad más grande. Cuando ya lo tengas, espolvorea bicarbonato por todos los rieles. Una vez lo hayas hecho, es momento de usar el vinagre. Rocía el vinagre por encima del bicarbonato con la ayuda de una botella rociadora.

Te darás cuenta que se hace una pequeña pasta que deberás retirar con un paño húmedo. Si la suciedad está muy pegada y ves que quedan restos de ella, puedes repetir la operación tantas veces como sea necesario. Y, además, puedes ayudarte de un cepillo pequeño para sacar la suciedad.

Cómo darle mantenimiento a los rieles

Lo primero que debes hacer para cuidar tus rieles y asegurarte que las puertas y ventanas cierren bien es limpiarlos cada semana. Para ello, lo mejor es hacerlo con agua y jabón. Tal y como te hemos contado líneas arriba, solo debes mezclar el agua con el jabón y rociar los rieles con esta solución.

El lubricado de los rieles es otra tarea de mantenimiento que debes adoptar si quieres que sean fáciles de limpiar y funcionen perfectamente bien. Para llevar a cabo el lubricado de los rieles, deberás comprar un producto adecuado para ellos. Varios de ellos puedes encontrarlos en cualquier tienda.

VIDEO RECOMENDADO

¿Cómo limpiar un refrigerador correctamente? Estos son los pasos a seguir
¿Cómo limpiar un refrigerador correctamente? Estos son los pasos a seguir (Video: Consumer Reports)