Hay algunos trucos caseros para limpiar y desinfectar los paños del hogar. (Foto: Pexels)
Hay algunos trucos caseros para limpiar y desinfectar los paños del hogar. (Foto: Pexels)

El trapo, paño o bayeta es un utensilio imprescindible en la limpieza del hogar, pero se ensucian con facilidad y su correcto lavado es importante, ya que acumulan mucha suciedad. Y es que si nos ponemos a pensar, ¿Cuántas veces a la semana los lavamos a fondo? ¿Y hace cuánto que no los cambiamos? A continuación te contamos unos sencillos para limpiar y desinfectar los trapos. Toma nota.

MÁS | Trucos caseros para limpiar el aceite del suelo de forma rápida y práctica

En los trapos que usamos en el hogar se acumulan los biofilms, unas colonias de bacterias que pueden ser perjudiciales para la salud. También suelen aparecer con frecuencia en utensilios de madera. Una vez que tenemos claro que es importante mantener estos utensilios limpios en el día a día y no esperar que se echen a perder. Pero, ¿Cuál es el mejor método para limpiar nuestras bayetas?

Trucos para limpiar y desinfectar los trapos

  • Primero, los trapos o bayetas hay que lavarlos con demasiada frecuencia. Dicho esto, la mejor forma de hacerlo es en la lavadora a unos 60 grados con un detergente neutro.
  • Con bicarbonato de sodio: calienta agua, que esté casi hirviendo, y echa una cucharada de bicarbonato. Después introduce el estropajo y las bayetas sucias y déjalas en remojo durante media hora. Acláralas y déjalas secar.
  • Con vinagre: mezcla una parte de agua y otra de vinagre a partes iguales e introduce los trapos del hogar y el estropajo. Déjalos en remojo toda la noche, enjuágalos y déjalas secar al sol.
El bicarbonato de sodio y el vinagre funcionan para limpiar y desinfectar los trapos del hogar. (Foto: Pexels)
El bicarbonato de sodio y el vinagre funcionan para limpiar y desinfectar los trapos del hogar. (Foto: Pexels)
  • Con jabón neutro: enjuaga los trapos con agua templada y elimina la suciedad más visible. Luego, frótalos con jabón neutro y déjalos en remojo un par de horas. Después, enjuaga y deja secar. Esta es la mejor manera de limpiar un trapo de microfibra. Para una limpieza más profunda pon agua hirviendo con un chorro de zumo de limón o de vinagre durante 1 o 2 minutos. Después enjuágalos, escúrrelos y déjalos secar.
  • La medida extrema cuando los trapos están muy sucios es introducirlas en agua con lejía, pero esto no es del todo recomendable. De hacerlo, el paño no puede estar en remojo más de diez minutos.