Un gato en un árbol de Navidad. | Foto de <a href="https://www.pexels.com/es-es/foto/foto-de-enfoque-superficial-de-gato-blanco-y-marron-3339534/" target="_blank">Jessica Lewis Creative</a>
Un gato en un árbol de Navidad. | Foto de Jessica Lewis Creative

Puede que seas una de esas personas que ama llenar su árbol de de lucecitas, bolas, guirnaldas y pero te da miedo hacerlo porque tu gato destruirá todo. Y es que los felinos parecen tener algo en contra de los adornos navideños, que se convierten en el blanco perfecto de sus travesuras. Hoy en MAG te damos unos para mantener a tu gato alejado del árbol de Navidad.

Cómo mantener a tu gato alejado del árbol de Navidad

Para nuestro gato, el árbol de Navidad es un lugar perfecto para esconderse y rascar, pero ¿qué se puede hacer para mantenerlo alejado de este? A continuación te contamos cómo mantenerlo a raya:

1. Elige el lugar del árbol

Se puede colocar el árbol en una habitación donde el gato no pueda acceder o que se pueda cerrar. Una vez elegida la habitación hay que encontrar un lugar alejado de otros muebles para que el minino no pueda usarlos para saltar encima del árbol. Lo mejor es colocar el árbol en una esquina.

2. Fija bien el árbol

Incluso si has escogido el mejor lugar de la casa hay que prevenir accidentes y uno de ellos es que el gato tire el árbol al suelo. Para evitarlo es aconsejable usar cables para anclar el árbol a una pared o al techo y al suelo. Para fijar el árbol al suelo también se puede recurrir a una base muy pesada.

3. Intenta que el árbol no sea atractivo

  • Antes de decorar el árbol de Navidad se pueden rociar sus ramas con un producto amargo que repele al gato.
  • En las luces también puedes colocar un producto repelente. Es mejor que sean permanentes y no intermitentes. Recuerda siempre apagarlas si no queda nadie en casa. Los cables deben protegerse con una funda de plástico y se debe comprobar que no haya marcas de dientes.
  • Los objetos brillantes y colgantes de Navidad son irresistibles para los felinos, por lo que hay que optar por decoraciones poco atractivas y que no se rompan, como las de madera. Los adornos más delicados deben colgarse en las ramas más altas y menos accesibles para el gato.
  • Para mantener el gato alejado del árbol se puede colocar papel aluminio alrededor. Hay que aclarar que este truco no funciona en todos los casos.
Un gato intenta morder las luces de Navidad. (Foto: Pexels)
Un gato intenta morder las luces de Navidad. (Foto: Pexels)

4. Busca alternativas

  • Mantén a tu gato entretenido organizando sesiones de juego un par de veces al día, esto puede disminuir su interés por el árbol de Navidad. Entre esas sesiones se pueden dejarle algunos juguetes para que se entretenga solo como, por ejemplo, un distribuidor de comida.
  • Pon un árbol rascador, de esta manera el árbol de Navidad dejará de ser la única estructura donde el gato puede saltar y trepar. También se puede colocar estantes donde pueda saltar.

5. Mantente atento

El árbol de Navidad despierta sobre todo la curiosidad de los gatos jóvenes, pero algunos siguen manteniendo alto su interés durante años. Así que nunca debe bajarse la guardia, que el felino se entretenga con el árbol de Navidad no sólo es un dolor de cabeza para el dueño, sino que también puede resultar bastante peligroso para la integridad de nuestra mascota. Así que ojo, pestaña y ceja.

¿Cuál es el origen de la Navidad?

El origen de la Navidad puede variar de acuerdo con la festividad de cada lugar. Y aunque el 25 de diciembre es una fecha significativa desde la antigüedad cuando era celebraba durante el solsticio de invierno en el hemisferio norte, a partir del 21 de diciembre; la adopción de ese día se realizó siglos después, iniciando por el testimonio de Sexto Julio Africano en el año 221 acerca de la fecha de nacimiento en Judea y el calendario litúrgico filocaliano de 354 después de Cristo, precisa Wikipedia.


Síguenos en nuestras redes sociales: