Huevo frito. (Foto: Pexels)
Huevo frito. (Foto: Pexels)

Te sorprenderás en la cocina. A la hora de probar una no solo tenemos en cuenta su sabor, sino también su aspecto, olor, los colores y hasta la forma en cómo se presenta en el plato. Esto juega un rol importante para disfrutar, por eso es tan importante que la yema del quede en el medio. Así que toma nota.

Seguro que has escuchado la frase “la comida entra por los ojos”, y esto se debe a que nos gusta ver lo que comemos. Por eso es importante que lo que vamos a comer tenga buena pinta para estimular el apetito. Incluso se nos hace agua a la boca, algo que además puede ayudarnos a favorecer la digestión.

En la actualidad, la comida en las redes sociales se ha convertido en el contenido preferido por los usuarios. Sin embargo, cuando probamos a replicarlo en casa, ansiamos que nos quede igual, pero para ello, necesitamos conocer unos cuantos para unas presentaciones tan llamativas.

Cómo hacer el huevo frito perfecto

Los huevos fritos son fáciles de hacer, sin embargo, para que queden diez puntos, requieren de cierta técnica. Además, existen muchas formas de cocinarlos dependiendo de los gustos de cada uno: fritos, con la yema bien cuajada o líquida, escalfados, con o sin puntilla, cocidos, a la plancha, entre otros.

En realidad, los huevos están ricos cocinados de cualquier manera, pero si quieres que tengan una pinta increíble, algo que no es nada fácil, tienes que utilizar el que te mostramos a continuación. Así, lograrás que la yema quede en el centro de forma perfecta.

Huevo frito. (Foto: Pexels)
Huevo frito. (Foto: Pexels)

Cocinar huevo frito con espumadera

Para obtener un huevo frito con la yema en el medio tendrás que utilizar una espumadera. Cuando la tengas preparada, solo tienes que cascar el huevo encima de dicha espumadera sobre la sartén y con el aceite caliente.

En caso de que temas romper el huevo con una sola mano mientras sujetas con la otra la espumadera, puedes romper el huevo primero dentro de una taza o un vaso y seguir después con el proceso.

Luego vierte el huevo sobre la espumadera y deja que la clara se escurra sobre la sartén. La yema se quedará en la espumadera, así que lo único que tienes que hacer es colocarla justo en el centro de la clara que ya estará cocinándose en la sartén y salpimentar al gusto de cada uno.


Síguenos en nuestras redes sociales: