Trucos caseros para quitar el mal olor de las manos después de cocinar. (Foto: Pexels)
Trucos caseros para quitar el mal olor de las manos después de cocinar. (Foto: Pexels)

Después del gusto viene el disgusto, reza el dicho. A todos nos ha pasado alguna vez que luego de cocinar para nuestra familia o amigos se nos quedan impregnados los aromas del ajo o la cebolla y por más que te lavas no se quita. Hay varios para quitar el mal olor de las manos. Ya no reniegues más, ni gastes cantidades excesivas de jabón que de nada servirá.

Es imposible que al manipular algunos insumos culinarios como la cebolla, pimienta, o algunas carnes como la del pescado no se nos impregne su olor. Es desagradable para la mayoría estar con el aroma impregnado en las manos lo que resta del día. Sin embargo, no tienen por qué sufrirlo, mejor sigue estos de para eliminar el mal olor de las manos después de cocinar:

MÁS INFORMACIÓN | Trucos caseros para sacar la grasa de los azulejos en la cocina

Si manipulaste pescado

¿Te huelen las manos a pescado? Si manipulaste carne de pescado y te quedó un aroma a mar en las manos, toma sal fina, mójate un poco y frota (como si se tratase de una exfoliación). La sal se disolverá igual que el mal olor después de que te enjuagues las manos con un poco de agua tibia.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato es el producto que siempre debes tener en tu alacena pues tiene toda clase de usos. Funciona bien para limpiar y eliminar malos olores. Sigue el procedimiento de la sal y espárcelo por todas las manos. Si el problema persiste, mézclalo con vinagre para que la química haga su trabajo.

Si manipulaste ajo

¿Picaste ajo? No importa si sólo fue un diente o la cabeza entera, de igual manera tendrás el olor en tus manos. Ocurrirá también con la cebolla y vegetales como el poro. El responsable de este aroma es una sustancia llamada alinasa, la enzima encargada de dar sabor, aroma y también de hacernos llorar.

Para quitar este desagradable olor cuando termines de picar solo necesitas pasar la mitad de un limón por tus manos y frotarlo. Deja que el zumo de la fruta se evapore y enjuágate con agua tibia.

Vinagre

El vinagre neutraliza los olores, por lo que enjuagarse las manos con él te va a ayudar a que no te queden olorosas después de picar ajos o cebollas. Te recomendamos utilizar agua fría para enjuagarte para que no se abran los poros de tu piel y se absorban las partículas que dan el mal olor.