Disfruta del calzado veraniego sin temor a la sudoración. (Foto: Pexels)
Disfruta del calzado veraniego sin temor a la sudoración. (Foto: Pexels)

Nada nos gusta más que lucir nuestras sandalias en la temporada de y así darle ventilación a los pies. Sin embargo, es inevitable que algunas veces adquieran un olor poco agradable. No te preocupes, tiene solución. A continuación te mostramos algunos para quitar el mal olor de este calzado.

MÁS | Trucos caseros para refrescar la casa en verano sin recurrir al ventilador

Puedes lograrlo de manera fácil y rápida con algunos a base de ingredientes naturales y muy fáciles de conseguir, como el talco, el bicarbonato o algunos aceites. Descubre cómo eliminar el mal olor de tus sandalias, te mostramos las soluciones sencillas para lograrlo.

Trucos para quitar el mal olor de tus sandalias

No hay duda de que las sandalias son un calzado cómodo y refrescante durante la época de verano que nos permite tener los pies frescos. Sin embargo, pese a que nos permiten tener los pies ventilados, las altas temperaturas de la temporada también puede causar un exceso de humedad y olor.

Asimismo, la combinación de algunos materiales de las sandalias, junto con el sudor y las bacterias de los pies, dan como resultado el olor desagradable. Así que si no le damos una solución, ese olor no se quitara y lo peor es que será cada vez más evidente y notorio al llevar los pies descubiertos.

Estos son algunos trucos que nos pueden ayudar a eliminar el mal olor de las sandalias. Solo una aclaración: solo tienes que usarlos al quitarte las sandalias y, cuando vuelvas a ponértelas, estarán ok.

1. Arcilla blanca

La arcilla blanca es un producto natural que tiene la capacidad de absorber las toxinas. Podemos añadirle aceites para darle un aroma, como por ejemplo el de lavanda, de romero o de limón. Solo tenemos que aplicar un poco de esta mezcla en la suela de las sandalias cuando nos las quitemos.

2. Bolsitas de té

Si tienes en casa infusiones de té o menta, si dejas secar las bolsitas ya usadas tendrás un sencillo y económico aromatizante natural. Estas bolsitas de infusinones las podemos reciclar y se pueden utilizar para la nevera, los armarios, el auto y también para tus sandalias durante la epoca de verano.

Solo tienes que dejar secar la bolsita de la infusión luego que la hayas usado. Además, para potenciar su aroma, puedes impregnarlas con algunas gotas de aceite esencial de menta. Cuando veas que pierden el olor, puedes añadirles un poco más para quitar el mal olor de las sandalias.

Las bolsitas de té ya usadas se pueden utilizar para tus sandalias. (Foto: Pexels)
Las bolsitas de té ya usadas se pueden utilizar para tus sandalias. (Foto: Pexels)

3. Bicarbonato de sodio

Uno de los remedios más eficaces que se conocen para eliminar el mal olor de las sandalias, y de cualquier otro tipo de calzado, es el bicarbonato de sodio. Este producto es absorbente, fungicida y alcalinizante, por lo que también es muy efectivo para ayudarnos con la limpieza en el hogar.

Puedes combinarlo con otros ingredientes como las ralladuras de los cítricos, pues son ricas en esencias naturales y aportan un agradable olor. Para ello, rallas diferentes frutas cítricas, como limón, naranja o mandarina e introdúcelas en un bote o bowl con bicarbonato de sodio.

Por último, pon un poco de esta mezcla en la suela interior durante la noche para quitar el mal olor de las sandalias.

VIDEO RECOMENDADO

Papas fritas crujientes, ¿cuál es el truco para que queden perfectas?
¿Las papas fritas te salen insípidas o aguachentas? Sigue estos consejos poco conocidos para que las papas te queden crujientes por fuera y tiernas por dentro.