Una persona sosteniendo un líquido transparente con las yemas de sus dedos. | Imagen referencial: Freepik
Una persona sosteniendo un líquido transparente con las yemas de sus dedos. | Imagen referencial: Freepik

A la gran mayoría de mujeres les gusta pintarse las uñas y lucir unas de peluquería, pero muchas veces el retiro del esmalte resulta un poco complicado y nos vemos en la necesidad de recurrir a un en específico para poner fin a este problema: la acetona.

Se trata de un líquido transparente, incoloro y fácil acceso por su bajo costo en el mercado. Además, viene en diferentes presentaciones y es ideal para eliminar todo tipo de barniz para uñas.

La única recomendación es hidratar tu piel luego de la aplicación para una buena experiencia y así no tengas que batallar con el esmalte. Esa es la información que se conoce, pero hay mucho más detrás de ello.

¿Sabías que la acetona es perjudicial para tu salud? Si desconoces sobre el tema, te recomendamos quedarte en la nota para que tomes las precauciones del caso y te enteres por qué no es muy recomendado en algunos países de Latinoamérica.

Los ‘peligros’ de la acetona

La acetona puede convertirse en tu gran aliada para quitar el esmalte, pero también se trata de un producto altamente inflamable. En ese contexto, lo más recomendable es mantenerla lo más lejos del fuego posible.

Entonces, ¿en qué lugares se debe usar? En ambientes ventilados, ya que el aroma que se desprende tampoco es muy agradable.

Ahora bien, debes tener cuidado con que no te salpique el líquido en los ojos porque podrías sufrir serios trastornos en tu vista. Si estás pasando por esta experiencia, lávalos con abundante agua fría hasta que el ardor se vaya o de lo contrario acudir a tu oftalmólogo de cabecera.

De otro lado, inhalar la acetona en grandes cantidades es un peligro para tu salud, puesto que puedes sufrir dolores de cabeza, presentar dificultad al momento de hablar, garganta irritada, e incluso, provocarte náuseas y vómitos.

Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas