El tatuaje permanece en el cuerpo porque la tinta se impregna en la piel. (Imagen: cottonbro studio / Pexels)
El tatuaje permanece en el cuerpo porque la tinta se impregna en la piel. (Imagen: cottonbro studio / Pexels)

Si bien dejó de ser un tabú, continúa existiendo una serie de rumores o mitos alrededor de esta práctica considerada, hoy en día, como una expresión cultural en diversas partes del mundo. Por eso mismo, debes entender los riesgos y las precauciones que implica al momento de hacerse uno. Conoce más detalles en las siguientes líneas.

Qué tener en cuenta cuando te vas a tatuar

Desde recomiendan insistir en las medidas de seguridad para evitar poner en riesgo la salud. La entidad sin fines de lucro aconseja acudir “a un estudio e tatuajes reconocido que emplee personas adecuadamente capacitadas”.

Tampoco olvides de asegurarte de “que el artista del tatuaje se lave las manos y utilice un nuevo par de guantes de protección para cada procedimiento y retire la aguja de los empaques sellados antes de que comience”.

Ahora bien, el artista Acosta Tattoo, quien se mudó a los Estados Unidos para dedicarse de lleno a su verdadera vocación, charló con y brindó tres consejos para todos aquellos que están pensando en realizarse un tatuaje.

  1. Lo primero que se debe hacer es investigar sobre los diferentes estilos para decidir cuál sería el elegido.
  2. También es importante investigar a los tatuadores que se especializan en dicho estilo y, a su vez, buscar ejemplos de su trabajo.
  3. Necesitas seguir las indicaciones que te brinde el tatuador durante el proceso.

Qué parte del cuerpo duele menos un tatuaje

En tanto, según , diversas investigaciones aseguran que los muslos, gemelos y pantorrillas son las zonas menos dolorosas para realizarse un tatuaje. En cambio, el globo ocular es el sitio más peligroso.

Con un tatuaje en el globo ocular existe un mayor riesgo de contraer una infección. Además, si padeces de una infección en el ojo, puede acarrearte serios problemas, incluida la pérdida de la visión”, precisó el doctor Stanley Kovak.


Síguenos en nuestras redes sociales: