Papel aluminio. (Foto: Unplash | Julia Maior)
Papel aluminio. (Foto: Unplash | Julia Maior)

¿Lo sabías? El es un producto que nos puede sacar de más de un apuro en el momento menos pensado. Son que se le pueden dar, sobre todo en un intento por mantener frescos los alimentos, para envolver un sándwich o incluso a la hora de alguna receta en el . Eso sí, para lograr los resultados deseados hay que saber usarlo adecuadamente. Así que toma nota.

Sin embargo, esta lámina moldeable también tiene otros usos menos conocidos y que seguro que te resultan igual de interesantes una vez que los descubras pues podrás realizar cantidad de acciones tanto para la limpieza como para afilar objetos cortantes. Así que toma nota de estos .

Un sándwich envuelto en papel aluminio. (Foto: Unplash | Matt Moloney)
Un sándwich envuelto en papel aluminio. (Foto: Unplash | Matt Moloney)

Usos poco conocidos del papel aluminio

  1. El papel aluminio te puede ayudar para eliminar la suciedad en la parte inferior de las sartenes y ollas o para eliminar el óxido de una superficie. Solo tienes que coger un trozo de papel aluminio y arrugarlo para usarlo como si fuera un trapo. Solo tendrás que frotar suavemente hasta lograr que las manchas de quemado hayan desaparecido.
  2. También te sirve para conservar el horno limpio y evitar que se derramen líquidos y otros ingredientes que ensucian el interior de la cocina. Solo hay que forrar la base del horno, evitando que se ensucie y, por ende, que tengas que pasar limpiándolo en profundidad.
  3. También puedes afilar tijeras con el papel aluminio. Coge una lámina y dóblalo varias veces, corta ese trozo en varias partes y, con cada parte, se irá afilando. Así de fácil afilarás las tijeras.
  4. Además, en caso de necesitar un embudo, puedes improvisar uno con el papel de plata para salir del paso y lograr verter líquidos en un recipiente.
  5. También lo puedes usar para pulir la plata que ha perdido el brillo. Coge una olla y fórrala de papel de plata. Añade agua y un par de cucharaditas de sal. Lo único que tendrás que hacer será colocar tus piezas de plata durante tres minutos y, por último, enjuagarlas y secarlas.
  6. Si notas que tu pelo se encrespa debido a la humedad, coge una lámina de papel de aluminio y pásala por el pelo, desde las raíces hasta las puntas y por mechones y di adiós al pelo ensortijado.

Síguenos en nuestras redes sociales: