Tras el parto, las mujeres experimentan cambios en la función y control de la vejiga. (Foto: Pexels)
Tras el parto, las mujeres experimentan cambios en la función y control de la vejiga. (Foto: Pexels)

Luego de traer una vida al mundo, el cuerpo de la mujer presenta diversos cambios. Uno de ellos está relacionado con la musculatura del suelo pélvico, la cual queda dilatada y debilitada, y es posible que le cueste realizar su función. Es aquí donde aparece la incontinencia urinaria posparto que también se denomina técnicamente “de esfuerzo” y que genera dudas en las recientes madres porque tienen pérdidas involuntarias de orina.

Qué cuidados tener para la incontinencia postparto

Se recomienda el uso de productos especializados para incontinencia urinaria ya que el nivel y velocidad de absorción de estos está diseñado en base a la densidad de la orina. Este punto es clave, para el cuidado de la piel pues reducirá la posibilidad de irritaciones.

“Lo más importante es que la piel pueda respirar y mantenerse seca. Hoy en día existe gran variedad de productos para los distintos tipos de incontinencia, lo cual brinda a las madres, diferentes opciones que le permitan sentirse cómoda y realizar sus actividades con regularidad”, sostiene Pamela Pucci, Gerente Corporativa de Cotidian, marca especialista en productos de higiene y cuidado de adultos.

Otro punto importante es la higiene íntima. Es fundamental realizar una limpieza perineal diaria, las veces que sea necesario, con agua tibia y jabones de pH neutro con el fin de mantener la zona limpia y evitar la propagación de microorganismos que puedan producir infecciones en la piel.

Trucos para prevenir la incontinencia urinaria postparto

Al respecto, el Dr. Alejandro Sanchez Pachas indica: “La mejor manera de prevenir la incontinencia urinaria es cuidando y fortaleciendo el piso pélvico desde la juventud, realizando ejercicios que fortalezcan los músculos antes de un primer embarazo o al enterarse del mismo.” Adicionalmente, se pueden aplicar estos trucos:

  • Practicar ejercicios de Kegel, los cuales están diseñados para fortalecer los músculos pélvicos. Estos ejercicios son recomendados antes, durante y después del parto.
  • Realizar masaje preparto en la zona pélvica para elastificar la musculatura.
  • Cuidar la postura durante el embarazo para relajar las articulaciones de la pelvis.
  • Tener una dieta equilibrada en base a fibra para evitar el estreñimiento.
  • Evitar actividades que impliquen presión para el piso pélvico.

Síguenos en nuestras redes sociales: