Hay diversas actividades que los adolescentes pueden realizar para dejar los celulares a un lado. (Foto: Budgeron Bach / Pexels)
Hay diversas actividades que los adolescentes pueden realizar para dejar los celulares a un lado. (Foto: Budgeron Bach / Pexels)

Salir a caminar, hacer ejercicio o simplemente sentarse en el parque puede hacer maravillas para tu estado de ánimo y salud mental. Estas son actividades muy sencillas que pueden marcar la diferencia en tu día y alejarte de la pantalla del celular, algo que también parece haber ‘dominado’ a los preadolescentes que pueden pasar horas de horas con el celular, ¿Cómo alejarlos de móvil e invitarlos a realizar otras tareas?

Las horas dedicadas a los dispositivos electrónicos aumentaron por las clases en línea, generando más cansancio mental e, incluso, diversos casos de ansiedad y depresión. Aquí te dejamos algunos consejos a cargo de Fitbit para hacer que los más jóvenes de la casa se interesen por hacer cambios en sus tardes:

1. Dales alternativas. Invierte en juguetes o equipos que les interese usar al aire libre. Considera: bicicletas, scooters, saltadores, camas elásticas, slacklines, un aro de baloncesto o un perro. Todos estos elementos también brindan una oportunidad para que los niños aprendan una nueva habilidad y la mejoren.

2. Inicia un proyecto en el que puedan ayudar. “Elige algo que puedan usar o poseer”, indica Lauren Tingley, entrenadora certificada para padres y creadora de Simply Well Balanced. Una vez más, según el interés de tu hijo, tal vez construyan un gallinero, inicien un huerto o un jardín de flores, o creen un comedero para pájaros (una búsqueda rápida en línea traerá toneladas de ideas). “El truco aquí es dejarles tomar algunas de las decisiones más importantes y hacerse cargo del proyecto (...) Nuestra hija prefiere pasar tiempo en el interior, pero está feliz de estar afuera trabajando en su “cobertizo” porque sabe que podrá disfrutarlo en el futuro”.

3. Recluta a otros padres. Los padres de los amigos de tus hijos pueden preocuparse por el tiempo de pantalla de su hijo adolescente. Llámalos e intercambien ideas sobre emocionantes actividades grupales que sus hijos disfrutarán juntos. Luego haz una cita para que jueguen (pero no la llames así, ya que ya no son niños pequeños).

4. Invítalos a unirse contigo. La clave aquí es “invitar”, no los obligues a hacer esto. Pero menciona casualmente que van a hacer un picnic, caminar, trotar o probar el kayak o cualquier otra cosa y pregúntales si les gustaría acompañarte. Podrían decir simplemente que sí.

5. Empieza un desafío. Comienza un grupo para caminar, andar en bicicleta, correr o hacer senderismo con otros padres e hijos. Luego, elige un objetivo para trabajar juntos, como un 5K o un sendero desafiante, pueden apoyarse con sus dispositivos Fitbit para medir el tiempo que caminan juntos y sobre todo por medio de la aplicación poder ver todos los beneficios que obtuvieron para su salud con esa actividad.

6. Haz la conexión. “Los niños, y los adultos, a veces no tienen acceso a información sobre sus propios sentimientos”, señala Chea Weltchek, consejero clínico licenciado en salud mental que se especializa en crianza y comportamiento de niños y adolescentes. “Reconocer que se siente bien estar al aire libre puede ser útil para conectar el sentimiento y ayudarlos a querer estar más al aire libre en el futuro”.

7. Poner el ejemplo. Los padres tienen que modelar el comportamiento que quieren ver sus hijos. Si estás constantemente en tu teléfono, no puedes esperar que tu hijo restrinja su tiempo en pantalla.

Encuentra el Fitbit ideal en o en las tiendas oficiales de Fitbit en Amazon, Liverpool, Palacio de Hierro, Martí, Innova Sport y Cimaco México. Existen diversos modelos para los adolescentes, sobre todo para tener en una aplicación todos los cambios y mejoras que va obteniendo durante la actividad realizada.

TAGS RELACIONADOS