El Señor de Los Milagros visitó Arequipa tras el terremoto de 1960

El 13 de enero se registró un fuerte sismo de 6,2 grados en la escala de Ritcher, dejando 63 muertos y más de 200 heridos en la localidad de Caravelí, Arequipa.

Señor de Los Milagros

El Señor de Los Milagros llegó a la ciudad de Arequipa el 15 de enero de 1960 tras un devastador terremoto. (Foto: El Comercio)

El Señor de Los Milagros llegó a la ciudad de Arequipa el 15 de enero de 1960 tras un devastador terremoto. (Foto: El Comercio)

Arequipa es una de las ciudades más golpeadas en el Perú producto de fuertes sismos. Miles de personas recuerdan con nostalgia lo que ocurrió el pasado 13 de enero de 1960, donde la Ciudad Blanca registró un movimiento telúrico de 6,2 grados en la escala de Ritcher en la localidad de Caravelí. Esta fue una de las más devastadoras, pues la onda sísmica sacudió los Andes hasta Argentina.

A las 10:41 de la mañana el miércoles 13 de enero, la tierra empezó a temblar en el sur del Perú, donde decenas de personas desaparecieron ante el lamentable hecho. Desde aquel momento, una multitud de personas laboraron sin descanso por muchas horas para encontrar a los sobrevivientes que agonizaban bajo los escombros; sin embargo, muchos de ellos fueron hallados sin vida.

Arequipa fue castigada en 1960 y causó graves daños en las casas construidas de material noble, los sembríos de la población y las carreteras que conectaban Arequipa-Matarani y Arequipa.

Señor de Los Milagros

La población durmió en carpas y camiones. No había agua potable. (Foto: El Comercio)

La población durmió en carpas y camiones. No había agua potable. (Foto: El Comercio)

Señor de Los Milagros

Paredes y techos de casas e iglesias cayeron ante la fuerza de la naturaleza. El servicio de agua y luz quedó interrumpido en Arequipa. (Foto: El Comercio)

Paredes y techos de casas e iglesias cayeron ante la fuerza de la naturaleza. El servicio de agua y luz quedó interrumpido en Arequipa. (Foto: El Comercio)

Mientras los ciudadanos lloraban y pedían en oración que vuelva la paz, el Señor de Los Milagros llegó a la Ciudad Blanca para ser venerada por quienes es considerada milagrosa. Arequipa fue testigo de una procesión multitudinaria, donde cientos de personas depositaron su fe en la imagen y encontraron una esperanza para el futuro.

El “Cristo Moreno” fue pintado en el siglo XVII por unos angoleños sobre una pared, sin embargo, aparte de resaltar por su gran artesanía, también fue por su expresiva capacidad catequética. Así como el 13 de noviembre de 1655 en un terremoto que sacudió Lima y Callao, los limeños quedaron admirados porque la imagen no se derrumbó.

Ante el desastre, muchas personas hicieron peticiones al Señor de Los Milagros, donde realizaron una profunda conciencia de sus pecados, pidiendo perdón y arrepintiéndose de las cosas que han hecho.

El desastre en Arequipa se compara con otros casos lamentables que han ocurrido en el Perú. La imagen edificada en honor del Santo Cristo, llegó a la Ciudad Blanca para fortalecer la fe de los arequipeños. Estos hechos ocurrieron el 15 de enero de 1960.

Señor de Los Milagros

Las calles de la Ciudad Blanca estaban abarrotadas de personas venerando a la imagen del Señor de Los Milagros. (Foto: El Comercio)

Las calles de la Ciudad Blanca estaban abarrotadas de personas venerando a la imagen del Señor de Los Milagros. (Foto: El Comercio)

Señor de Los Milagros

A dos días del sismo, la cifra de víctimas llegó a los 63; mientras que los heridos seguían llegando desde los distritos de Sachaca, Pocsi, Pampa de Camarones y Santuario de Chapi. (Foto: El Comercio)

A dos días del sismo, la cifra de víctimas llegó a los 63; mientras que los heridos seguían llegando desde los distritos de Sachaca, Pocsi, Pampa de Camarones y Santuario de Chapi. (Foto: El Comercio)

La procesión del Señor de Los Milagros es una tradición con más de tres siglos y medio de historia. Llama mucho la atención que en el siglo XX la imagen salía echada sobre precarias andas de madera que eran cargadas en hombros por los integrantes de su Hermandad.

Ya para 1970, el sagrado lienzo hacía su recorrido por la ciudad sobre las renovadas andas de oro y plata que se mantienen hasta la actualidad. En la parte delantera del anda se muestra la imagen de Cristo crucificado, acompañado del Espíritu Santo (representado en forma de paloma) y del Padre Eterno. También se aprecia la figura de la Virgen Dolorosa y de María Magdalena, ambas al pie de la cruz.

Tags Relacionados:

Señor de los Milagros

Leer comentarios ()

IrMundial 2018