Lara Arreguiz se contagió coronavirus y, en pocos días y tras no ser atendida oportunamente, perdió la vida. (Foto: Claudia Sanchez / Facebook)
Lara Arreguiz se contagió coronavirus y, en pocos días y tras no ser atendida oportunamente, perdió la vida. (Foto: Claudia Sanchez / Facebook)

Lara Arreguiz era una de 22 años de edad, originaria de la ciudad de Santa Fe, Argentina, que estudiaba Medicina Veterinaria, amaba a los animales y padecía de diabetes. El pasado 13 de mayo, empezó a sentirse muy mal tras contagiarse de , por lo que fue rápidamente a un centro médico, donde le dijeron que no había camas disponibles y debía aguardar su turno; sin embargo, murió esperando una.

Tras empezar con los síntomas, sus padres la llevaron al centro de salud Protomédico de Santa Fe, pero no la pudieron atender y tuvo que esperar en una silla de ruedas. Entonces, Lara fue llevada al Hospital Iturriaspe, un nosocomio que estaba colapsado y en donde no había camas ni sillas disponibles, por lo que la joven decidió acostarse en el suelo sobre su mochila.

“Sé que nadie me va a devolver a mi hija, pero no quiero que vuelva a pasar nadie más por esta situación. Así esperaba ella ser atendida en el nuevo hospital Iturraspe. Se sentía muy mal y necesitaba acostarse. Solicite permiso para que suba a una camilla que estaba ahí y no me autorizaron. Entonces se acostó en el piso a esperar su turno. Una señora que también esperaba le prestó su campera para taparse. Sentí mucha impotencia y por eso tomé la foto”, explicó Claudia Sanchez, madre de la joven.

MIRA TAMBIÉN: Colombia: tres integrantes de una misma familia mueren por COVID-19 tras un descuido

Mas tarde pudo acceder a una cama, pero ya era tarde. Lara fue diagnosticada con una neumonía bilateral. “El jueves 20 me mandaron un mensaje desde el hospital preguntando si no quería ir a verla un ratito. Me pareció raro. Fui, y cuando llegué, estaba muy mal, con una máscara de oxígeno. Me miraba y me hacía señas de que estaba ahogada. Me quebré, no podía verla así. Me fui, pero al llegar a mi casa avisaron de que Lara había pasado a terapia y que la habían intubado. A las 3 de la mañana del viernes nos avisaron que falleció”, dijo Alejandro Arreguiz, su padre, en conversación con La Nación.

“Ella era paciente de riesgo, insulino dependiente desde los 10 años. Veníamos del protomédico con un positivo de covid y neumonía bilateral. Lo anuncié desde un principio y ni siquiera así tuvieron un poco de sentido común y empatía. Los médicos la vieron ahí tirada y la miraron como bicho raro y no la hicieron pasar hasta que tocó su turno. Y ni hablar de las 9 horas que pasó en la guardia. Fue todo muy injusto. Falta de solidaridad, profesionalismo y empatía”, agregó la madre.

La imagen se viralizó tras ser difundida en las redes sociales y conmocionó al país. Además, ha puesto en evidencia la situación de colapso en la que se encuentran los hospitales de todo el país.

Cabe agregar que periodistas y una gran cantidad de ciudadanos han denunciado la corrupción en las vacunas contra el covid-19 en el país. Los padres de Lara, por su parte, pidieron a la población joven tomar consciencia y no dejar de cuidarse. “La gente no entra en razón de lo que está sucediendo. Muchos dicen que todo esto es mentira”, dijo el padre.

TE PUEDE INTERESAR